Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol - Tercera División

"Estos años han sido un regalo"

La fisioteraputa Alba Vilas abandona el Estradense después de nueve temporadas con el equipo - Trabajó con cinco entrenadores, vivió un descenso y finalmente un ascenso a Tercera División

Sus obligaciones laborales y personales la han llevado a dejar el Estradense. // Bernabé/Cris M.V.

Sus obligaciones laborales y personales la han llevado a dejar el Estradense. // Bernabé/Cris M.V.

Alba Vilas abandonó el Club Deportivo Estradense el pasado verano después de nueve temporadas consecutivas ejerciendo como fisioterapeuta del club. La estradense se marcha por decisión propia al no dar compaginado sus compromisos laborales y personales con las nuevas exigencias en su ámbito que ha traído el ascenso a Tercera División. La fisio valoró muy positivamente estos años en el club rojillo en los que ha trabajado con cinco entrenadores y ha vivido un descenso y un ascenso como despedida. De todo este tiempo en el Estradense Vilas se queda con todas las personas que ha tenido la oportunidad de conocer y el cariño de todos ellos.

La fisio llegó al Estradense en la temporada 2010-2011. En ese año el club disfrutaba de su segundo ascenso a Tercera División y la directiva encabezada por Juan Manuel Afonso había decidido dar un cambio al cuerpo técnico. El director deportivo Eduardo Muñiz "Tinto" apostó por la contratación del técnico Fabiano Soares y también por una joven estudiante de fisioterapia para hacerse cargo del cuidado de la plantilla. "Todo comenzó gracias a Tinto. Él me conocía por el bádminton y sabía que estaba estudiando fisioterapia, así que me llamó", recuerda. "El deporte siempre me gustó y el fútbol en particular. El poder estar ahí estos años, compaginando mi trabajo como fisioterapeuta con el deporte fue un regalo. Estoy encantada de haber estado ahí y de haber aportado lo que pude".

Vilas se integró desde el primer momento en los entrenamientos del equipo y se sentaba en el banquillo para atender a los jugadores ante cualquier dolencia. A lo largo de los últimos nueve años el Estradense ha cambiado cinco veces de entrenador pero lo que no ha cambiado ha sido la figura de Vilas junto a él. Tras Fabiano, con el que viajaba desde Coruña, donde estudiaba, a A Estrada para entrenar, llegó Tono Insua, en el descenso a Preferente. Luego estuvo cuatro años con Tinto, uno con Touriño y finalmente dos con Alberto Mariano. Vilas se mostró agradecida por el trato recibido de todos ellos y también por haber tenido la oportunidad de vivir tantas cosas con el Estradense. Destacó especialmente la posibilidad de haber vivido el ascenso de la pasada temporada a Tercera.

En cuanto a los jugadores, la fisio resaltó la posibilidad de haber estado en su día a día, conociéndolos tanto a nivel profesional como personal. "Es bonito estar en el día a día del equipo y ver como les influyen las situaciones a los jugadores. Al final los vas conociendo y terminan siendo amigos pero también sabes quién tiene más problemas de una cosa o de otra. Siempre me han ayudado mucho y han sido muy respetuosos conmigo".

Ese respeto dentro del club contrastaba con muchas situaciones vividas sobre el césped. "Al principio llamaba la atención verme en el banquillo pero cada vez se ven más chicas. En los campos te encuentras de todo. Tienes que escuchar muchas cosas. Cuando era más joven le hacía caso pero te acostumbras. Ves que los insultos son tantos para chicos como para chicas, aunque los de las chicas con más groseros".

Vilas ha decidido dejar el Estradense al no poder comprometerse al cien por cien esta temporada. Seguirá trabajando en el Gimnasio Absolute y en Fisioestrada, siendo una afición más del club rojillo.

Compartir el artículo

stats