12 de agosto de 2019
12.08.2019
AUTOMOVILISMO

El debut soñado de Adrián Rozados

El estradense se estrena con un BRC ganando la prueba del Nacional de Montaña de Chantada

12.08.2019 | 02:22
Rozados junto al fórmula en el que corrió en Chantada. //Cris M.V.

Era la primera vez que competía en un coche de esas características y era la primera vez que participaba en una prueba del Campeonato de España de Montaña pero ni uno ni otro factor frenaron al estradense Adrián Rozados en Chantada. A los mandos de un fórmula de BRC el joven estradense voló sobre el asfalto de la prueba gallega para terminar llevándose una victoria por delante de algunos de los grandes especialistas nacionales. "Todo esto ha sido una gran locura", manifestó tras su victoria un hombre que el jueves ni siquiera tenía claro si podría tomar la salida en la prueba celebrada en Chantada.

Rozados ya anunció hace unas semanas su aventura a bordo de un fórmula que alquilaría a Bango Competición, la firma asturiana que pondría en sus manos una montura que fue segunda en el Campeonato de España de Montaña el año pasado. Su intención inicial era disputar la Subida á Estrada con este BRC pero finalmente decidió subir todavía más la apuesta. El nuevo objetivo fue la Subida a Chantada, cita del Nacional en la que se podría enfrentar a los mejores especialistas del España. Era un reto mucho más complicado y al tiempo plagado de dudas. Tras varias semanas buscando la forma de participar, aparecieron unos problemas mecánicos en el coche que hicieron que en la noche del jueves todavía no supiese si podría salir. Esos problemas se solucionaron a última hora y pudo estar el viernes en las verificaciones técnicas.

Junto al fórmula en el que corrió en Chantada. // Cris M.V.

A partir de ahí le esperaba un intenso fin de semana. Sin la experiencia necesaria apostó por comenzar poco a poco, firmando dos entrenamientos por encima de los dos minutos. En la primera oficial del sábado sin embargo ya estuvo por debajo, con un 1,59 que lo colocaba entre los mejores. Rozados reconoce que su victoria tuvo un punto de "carambola", ya que su camino se allanó con la retirada de su compañero de BRC Javi Villa. El asturiano, que venía de ganar las cuatro carreras anteriores, tuvo que retirarse en la noche del sábado por problemas mecánicos. "Es un crack e iba camino de la victoria una vez más pero no pudo salir el domingo. A partir de ahí estuvo ayudándome para que ganase", explicó el estradense.

Desde ese punto su lucha fue contra Domingo Estrada, una de las grandes promesas del panorama nacional. Rozados sin embargo mostró su rápida aclimatación a su fórmula, firmando dos 1,54 en las dos oficiales restantes que le dieron el triunfo.

"Estoy en una nueve de la que no bajaré en unos días o puede que en unos meses", afirmó el piloto estradense, quien destacó el gran ambiente vivido en una prueba del Nacional muy competida. A pesar de este triunfo, ahora le toca quitarse el casco. La suya era una aventura de un día y el presupuesto no da para más. Tras lo invertido, descartó la opción de salir en la Subida á Estrada como esperaba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook