Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

automovilismo - Campeonato Gallego de Montaña

Rozados sube la apuesta

El piloto disputará a Subida á Estrada con la barqueta BRC que lidera el Nacional

Adrián Rozados posa con su casco en el parque municipal de A Estrada. // Bernabé/Cris M.V.

Adrián Rozados posa con su casco en el parque municipal de A Estrada. // Bernabé/Cris M.V.

Adrián Rozados anunció que ha llegado a un acuerdo con Jesús Bango gracias al cual tendrá vehículo para participar en la próxima edición de la Subida A Estrada, competición del Campeonato Gallego de Montaña que tendrá lugar los días 5 y 6 de octubre. Se trata de una barqueta de la marca BRC -Bango Racing Cars-, modelo BR53. Esta montura ya logró el subcampeonato de España de Montaña en 2018 y, casi con toda seguridad, logrará el título del 2019 en manos de Javi Villa.

De esta manera el piloto estradense se vuelve a convertir en uno de los grandes animadores de la prueba de casa, tal y como hizo ya hace dos años. En esa ocasión se estrenaba en una competición de rallyes y lo hizo poniéndose a los mandos de un N5 con el que voló en la Subida á Estrada para terminar siendo cuarto y dejando grandes sensaciones. En esta ocasión Rozados volverá a empezar de cero con un tipo de coche en el que no tiene experiencia previa. "Es un coche puntero dentro del Campeonato de España. Este año ganó cuatro de las ocho carreras disputadas. No hay ninguno similar en el Campeonato Gallego", explicó. Curiosamente, la barqueta que ganó en el 2018 por delante de la suya también está en Galicia. El cuntiense Jacobo Senín es quien la conduce, en lo que puede ser un duelo del Nacional llevado a las pistas de A Estrada.

Las barquetas creadas por Jesús Bango en su fábrica de Langreo (Oviedo) destacan por ser más anchas y grandes que las demás pero también tienen un mejor paso por curva. A pesar de la máquina que tendrá entre manos, Rozados no se ve peleando por la victoria en la Subida á Estrada. "Aquí hay pilotos que llevan muchos años y que tienen un gran nivel. No puedo pensar en llegar y ganar. Lo importante es disfrutar de la experiencia y de un coche diferente como este", explicó. Rozados ya realizó su primer test con el BRC pero espera poder realizar algunos más antes de la subida estradense.

El piloto destacó la posibilidad que le abre cada temporada el no tener una montura fija. "Poder alquilar te permite probar diferentes vehículos. Si tuviese un coche fijo estaría atado a él. Hace dos años participé con un N5 y ahora lo voy a hacer con una barqueta de las mejores de España. Prefiero tener esa oportunidad de probar algo diferente", explicó. "En esta ocasión buscaba un coche que fuese una referencia y al mismo tiempo que gustase a los aficionados. Al final logré algo diferente, aunque es un tipo de coche con el que no tengo ninguna experiencia", añadió.

Rozados ya vivió una aventura personal a comienzos de año con su participación en una prueba del Rallymix a los mandos de un kart. La aventura quedó ahí, aunque no descartaba volver a probar en el futuro.

Compartir el artículo

stats