DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

atletismo

21 días para conquistar España

Mehdi Nabaoui peleará por estar de nuevo entre los mejores en los nacionales de Jaén, Sevilla y Valencia

Mehdi Nabaoui, ayer, en la delegación de FARO en A Estrada. // Bernabé/Cris M.V.

Mehdi Nabaoui, ayer, en la delegación de FARO en A Estrada. // Bernabé/Cris M.V.

La temporada 2017/2018 de Mehdi Nabaoui fue difícil de superar. Siendo atleta de primer año en categoría sub 18 se llevó los tres campeonatos de España de fondo: 3.000 metros en Pista Cubierta, Campo a Través y 3.000 metros al Aire Libre. Mejoró sus marcas en todas las pruebas en las que compitió, se impuso en pruebas importantes del calendario nacional y autonómico y debutó como internacional vistiendo los colores del combinado español en el Mundial Escolar de campo a través de París. Poco más se le puede pedir a una de las más firmes promesas del atletismo autonómico y nacional. Todas sus actuaciones se miran ahora con lupa, expectantes de lo que puede llegar a brindar en sus carreras y competiciones.

Este inicio de curso vino marcado por sus victorias en Santiago y en el Cross Internacional de Atapuerca, en ambas pruebas inscribió su nombre en el altar de los campeones por tercer año consecutivo; ganó también en Cantimpalos, fue campeón gallego de campo a través y 3000 en pista cubierta en su categoría sub18 y bronce a nivel absoluto en la más larga de las distancias que se corren bajo techo, los 3.000 metros, en el autonómico en el que superó en línea de meta varios históricos.

Con esta carta de presentación las próximas tres semanas de Nabaoui parecen llevar un guión escrito predestinado a cumplirse, pero nada más lejos de la realidad. Los próximos tres campeonatos obligarán a la joven promesa estradense a sacar lo mejor de sí mismo para volver a estar en el podio de los elegidos. La evolución de sus rivales, los desplazamientos y la complejidad para poder entrenar en condiciones idóneas se suman a las ya de por si complicadas competiciones a nivel nacional.

Nabaoui comienza su personal tour el próximo domingo en Linares (Jaén). Allí defenderá los intereses de su club, el San Paio, en el Nacional de campo a Través por clubes y allí se verá por primera vez las caras con los que serán sus rivales sobre el papel esta temporada invernal. Un nombre surge por encima de todos: Pol Oriach. El aragonés ha mejorado enormemente esta temporada y después de cerrar el pasado curso con un segundo puesto en el Campeonato de Europa sub18 en la prueba de los 2.000 metros obstáculos se ha puesto como objetivo realizar una buena temporada invernal. A favor de Nabaoui está el hecho de que solo ha perdido una prueba de campo a través en los últimos tres años, en Don Benito en el año 2017, donde fue segundo.

Tras Linares y sus 1.750 kilómetros de viaje de ida y vuelta, casi sin tiempo deshacer la maleta, toca viajar a Sevilla el día 3 de marzo para correr allí el Nacional de Campo a Través de Comunidades donde se juega el título individual y donde todo hace pensar que los protagonistas volverán a ser los mismos. El nivel de los sub18 este año es tan abrumador que basta con una visual al ranking de 3.000 metros nacional Junior para ver que entre los diez primeros atletas Sub20 hay cuatro de esta categoría. 1.760 kilómetros más para pensar en el siguiente viaje: Valencia el fin de semana del 9 y 10 de marzo, donde se disputa el nacional bajo techo de la categoría, penúltima parada de esta temporada invernal y en la que Mehdi defiende el título conseguido el año pasado en Antequera, serán 1.985 kilómetros.

En definitiva, tres semanas, tres campeonatos, 5.495 kilómetros y rivales que han crecido que se unen a la complicación a la que debe hacer frente el estradense a la hora de prepararse, ya que entrena solo todos los días y únicamente pisa la pista un día a la semana.

Tras el autonómico de Pista Cubierta la joven promesa del San Paio ha acumulado tres buenas semanas de trabajo, "de las mejores que ha realizado nunca", según afirma su entrenador Ángel Fernández. Sus ritmos y sensaciones de carrera son mucho mejores que el año pasado a estas alturas, ahora solo falta plasmarlas sobre el barro, la hierba y el tartán e intentar, un año más, sin apenas hacer ruido, estar entre los mejores atletas de España.

Compartir el artículo

stats