El Estradense comenzó la temporada lejos del nivel esperado. Varios resultados negativos llegaron a alejar a los rojillos de las primeras posiciones en las que esperaba pelear e incluso llegaron a surgir las dudas. El equipo sin embargo reaccionó. Doce victorias en los últimos catorce partidos han colocado al equipo de Alberto Mariano segundo, con cinco puntos de ventaja sobre el Barbadás, tercero, a falta de doce jornadas. Su buena situación y racha han llevado al técnico a asumir definitivamente su papel como aspirante al título.

Los rojillos siguen teniendo como referencia la gran temporada que realizaron el año pasado. Antes del hundimiento final el equipo estuvo muchas jornadas en el liderato y llegó a tener el ascenso en el bolsillo. Sin embargo y a pesar del mal comienzo de esta temporada, los números del actual Estradense se han igualado con respecto al de la temporada 2017-18. El año pasado a estas alturas eran líderes con 55 puntos y aventajaban al tercero en cinco puntos. Este año tiene un punto menos, 54, pero también tienen la misma ventaja sobre el tercero. Otra coincidencia está en los goles encajados, ya que tanto en 2018 como en 2019 son el equipo menos goleado de la categoría (el año pasado con 23 goles en contra y este año con 21). La gran diferencia está en los goles anotados, pasando de 56 a 43.

"Al principio de temporada parecía que estábamos peor que el año pasado pero al final estamos igual a estas alturas. Este año sin embargo estamos en estos momentos en una buena dinámica y vamos de menos a más. Somos además un equipo más maduro y nos movemos mejor el partido ajustados", valoró Mariano. "Tal y como está la liga tenemos que pelear por el ascenso. Nos toca pelearlo todo. Vamos a ser ambiciosos pero sin perder la humildad".

En cuanto al partido contra el Valladares, considera que su equipo fue merecedor de la victoria e incluso pudo lograr un resultado más amplio, pero faltó definición. "Tuvimos algún error técnico y de controles en la primera parte pero eso es algo a lo que nos arriesgamos y salimos con el balón jugado", manifestó.

Por otra parte, el club ha cerrado la inscripción para la gala que tendrá lugar el próximo día 23 en el Pazo de Xerlís. A varios días para el evento ya se ha alcanzado el límite de 300 participantes. Desde el club agradecieron la respuesta de los aficionados y recordaron que no es fácil reunir a tanta gente para una gala en la que hay que pagar el plato.