El Agrupación Estudiantil-Sociedade Deportiva Agolada finalizó con un marcador de 1-4, pero unos y otros aseguran que sobre la hierba sintética de San Martiño no hubo tanta diferencia entre los dos conjuntos de la zona baja del Grupo 1. Agustín Raña y Luis González Pichel piensan que sus respectivos pupilos disputaron un duelo más igualado de lo que se pueda deducir tras la citada goleada. De hecho, Agustín Raña, explicaba ayer que "hubo alternancia en ocasiones por ambos lados. Lo que pasa es que si fallas en las dos áreas te penaliza muchísimo". El entrenador del Estudiantil también indicó que "no voy a decir que el resultado es injusto porque ellos marcaron cuatro goles y nosotros uno, pero sí que no refleja realmente lo que se vio en el campo. Nosotros en la primera parte pudimos tener dos o tres goles a favor y nos fuimos al descanso perdiendo 1-2. Los dos primeros goles son fallos nuestros, pero la verdad es que Aitor define de cine". En este sentido el nuevo inquilino del banquillo local subrayó que, sin embargo, "a mi me gustó el equipo. A pesar de tener un plantilla justa, salimos desde el primer momento enchufados y haciendo cosas que trabajamos durante la semana. Tuvimos fases de muy buen juego con profundidad, que era lo que nos faltaba hasta este momento". El técnico concluyó recordando que "vamos a tener que hacer encaje de bolillos para completar la próxima convocatoria" debido a las numerosas bajas existentes.

Por su parte, Luis González Pichel se mostró ayer poco satisfecho con el trabajo de los suyos en San Martiño. "No me gustó mi equipo. También es difícil coger el ritmo porque el rival de vez en cuando también te da algún zarpazo o algún susto", apostilló el técnico aurinegro. Pichel quiso dejar claro que "nosotros no estamos muchos puestos más arriba que el Estudiantil en la clasificación, así que hay que tenerles un respeto". En cuanto a las cuatro dianas firmadas por Aitor delante del Estudiantil, su entrenador recordó que no había sido la primera vez que su delantero los hacía de cuatro en cuatro en competición oficial. "Aitor creo que ya metió cuatro goles en Primera conmigo hace unos tres años. Y pudo meter más si está algo más entonado y no le pitan tantos fueras de juego en el partido", añadió el responsable del banquillo agoladense. La mala noticia para los dezanos es la inoportuna lesión sufrida por Alexandre en San Martiño. El propio Pichel se mostraba ayer muy preocupado por el hombre del futbolista, que se salió durante la contienda. El entrenador destacó que se trata sin duda de "una baja muy importante" para el conjunto de Agolada.