Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol - Preferente Autonómica Norte

De la Masía a San Martiño

El jugador del Estudiantil Mamadou Kante militó en la cantera del Barça en su etapa cadete a las órdenes de Tito Vilanova ä El senegalés lleva años afincado en A Estrada, donde ha formado una familia

Mamadou, ayer, en la plaza del Concello de A Estrada. // Bernabé/Cris M.V.

Mamadou Kante llegó a Galicia siendo muy joven. De origen senegalés seguía la llamada que su representante había recibido desde el Arenteiro, un equipo que buscaba un central en el mercado. "Vine a través de un representante que cogía a chicos por allí y les buscaba equipos en diferentes lugares. Algunos amigos míos le hablaron de mí y cuando en Carballiño le pidieron un central me llamó para proponérmelo", explica.

Su historia en el fútbol comienza sin embargo muchos años antes de trasladarse a Galicia. Nacido en Senegal, Mamadou Kante llegó muy joven a Barcelona, donde él y sus tres hermanos destacaron desde muy pequeños en el fútbol. Los tres formaron parte de la cantera del Barcelona. "Uno de mis hermanos llegó a estar tres temporadas en el Barça. Yo estuve solo unos meses a prueba en el equipo cadete. Me entrenaba Tito Vilanova. Fue una época bonita. Recuerdo que jugadores como Messi o Iniesta estaban en esa época en el Barça B. Al final, mis hermanos dejaron el fútbol. Estaban cansados de jugar, pero yo decidí seguir", explica el jugador, que pasó posteriormente por diferentes equipos catalanes antes de dar el salto al fútbol gallego.

Después de su etapa en Carballiño, Mamadou pasó por equipos como el Barco e incluso llegó a realizar una prueba en un Lalín que por aquel entonces militaba en Tercera División. Un momento clave en su vida llegó sin embargo con la oferta que recibió desde un pequeño equipo de A Estrada. El Estudiantil dirigido por el fallecido Peixeiro de Cirela buscaba refuerzos para ascender a Preferente Autonómica y a Os Casares llegaron varios jugadores foráneos para reforzar el plantel. Uno de ellos fue Mamadou, quien pasó tres temporadas consecutivas en Primera hasta que el Estudiantil ascendió a Preferente.

En esa etapa, Mamadou descubrió mucho más que un equipo, encontró un lugar en el que echar raíces y formar una familia. Desde Vea militó posteriormente en equipos como el Flavia y el Unión, antes de volver de nuevo a A Estrada para pasar tres años en el Berres. La Preferente y el Estudiantil tenían sin embargo reservada para él una última aventura. El club decidió recuperarlo esta temporada, en la que se ha convertido en un referente dentro del campo para un equipo falto de la experiencia que él atesora.

"Va a ser un año complicado. Vamos a sufrir para mantenernos. Hay muchos jugadores en la plantilla que nunca jugaron en esta categoría. La mayor parte vienen de Primera, Segunda o Tercera regional y eso se nota. De momento no tenemos el nivel para esta categoría", afirmó un hombre que aguarda por la inyección de moral que supondría una victoria. "Lo importante es que, a pesar de los resultados, seguimos motivados. Nos vendría sin embargo muy bien ganar un partido. Creo que este fin de semana, contra el Boimorto en casa, puede ser nuestro momento".

Mamadou considera que una de las claves pasa por mejorar en el aspecto defensivo. "Es muy complicado defender en esta categoría. Es necesario estar siempre muy concentrados y ser muy duros. Nos falta sin embargo experiencia a la hora de defender contra rivales con muchos años en esta categoría y que no perdonan los fallos", argumentó. "Debemos mejorar en defensa. Si no tenemos calidad, solo nos queda correr más que los rivales. No podemos bajar los brazos cuando nos marcan. Debemos levantarnos y seguir", añadió un jugador que disfruta de la oportunidad de estar de nuevo en una categoría que, a sus treinta años le aporta un nuevo reto.

Compartir el artículo

stats