14 de junio de 2018
14.06.2018
fútbol sala

Cuando lo importante es divertirse

El Unión Deportiva A Estrada cumple seis años con 84 jugadores y defendiendo una propuesta diferente

14.06.2018 | 03:48
José Manuel Calviño, uno de los fundadores, preside el club desde hace cuatro años. // Bernabé/Cris M.V.

El Unión Deportiva A Estrada Fútbol Sala vivirá el próximo domingo un día grande. Una fiesta de fin de temporada, con más de treinta equipos invitados y con dos jornadas de competición servirá para poner en punto y final a un año en el que el club estradense, con seis equipos en competición, ha vuelto a vivir lejos de los focos y con una propuesta diferente. "Esto sirve para desconectar de la vida", explica su presidente y cofundador, José Manuel Calviño, un hombre que ejemplifica en gran medida la sencillez y humildad de un club con otras metas más importantes que los triunfos.

La desaparición en 2012 del Mesón Río Ulla llevó a tres de sus entrenadores a crear el Estrada Fútbol Sala, un equipo en el que dar cobijo a las jugadoras que en ese momento se quedaron sin un equipo en el que jugar. Solo dos años después, ese proyecto cambió para convertirse en el Unión Deportiva A Estrada. El motivo fue la aparición de niños y mayores que deseaban jugar al fútbol sala. De esa manera arrancó un club con varias categorías inferiores y equipos sénior masculino y femenino. Cuatro años después, el UD A Estrada se mantiene fiel a su esencia. Lejos de los focos, apuestan por la familiaridad con el único objetivo de dar a sus 84 jugadores un lugar en el que poder jugar al fútbol sala.

José Manuel Calviño es uno de los fundadores y desde hace cuatro años presidente de la entidad. A su lado tiene una directiva a la que no para de alabar por su trabajo e implicación. Cuentan con seis equipos en competición, dos sénior masculinos, dos sénior femeninos, un juvenil y un alevín. Muchos de ellos compiten en las ligas locales de Santiago. Otros como el masculino lo hacen en Primera Galicia. El presupuesto total del club alcanza los 19.000 euros, de los cuales 8.000 salen de las cuotas de los jugadores. "El resto hay que buscarlo", explica Calviño, un hombre que admite el "cansancio" de tantos años metido en el proyecto. "Aguantas por la gente y porque no hay nadie que lo quiera coger. Nos faltan más entrenadores y directivos. Somos pocos pero trabajamos mucho y bien. No nos queda otra".

El presidente es el principal exponente de un club cuya máxima dista mucho de la que otros clubes. No buscan victorias, ni formar jugadores para jugar en Primera. Su meta es "divertirse". "Esto se hizo para pasarlo bien. Eso sigue siendo lo más importante. Está claro que después quieres ganar pero eso es secundario", afirmó al tiempo que puso como ejemplo su equipo B femenino. Tras dos años en competición solo han conseguido tres puntos, una victoria que llegó en su segunda temporada y que se celebró como el mayor de los títulos. "A pesar de eso no se desmotivan. Lo importante es seguir haciendo lo que les gusta, jugar", afirmó. "Esto sirve para desconectar de la vida".

Finalizada la temporada, el club se prepara ahora para uno de los momentos más importantes del año, la celebración de su primer Torneo de Verano. El campeonato dará comienzo el sábado a las 10.00 y finalizará a las 21.00 horas. La jornada del domingo mantiene el mismo horario, finalizando con la entrega de trofeos. Participaran treinta equipos en las distintas categorías: alevín, juvenil, sénior masculino y sénior femenino; llegados de localidades como Marín, Padrón, Santiago o Pontevedra. Habrá cerca de 500 regalos directos (con la compra de un numero toca regalo seguro). Igualmente se venderán rifas para el sorteo de una televisión de 32 pulgadas que se entregará el domingo. Durante las dos jornadas se ocuparán dos pistas del Coto Ferreiro, jugándose las liguillas previas el sábado todo el día y el domingo por la mañana y las finales el domingo por la tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook