14 de marzo de 2018
14.03.2018

El Cocido se come en casa

Siete pilotos dezanos participarán en la nueva prueba del Campeonato de España de Rallyes de Asfalto

14.03.2018 | 05:37
De vuelta al asfalto tras dos años de retiro - Javier Ramos afronta un Rali do Cocido especial. Será su regreso a la competición después de dos años de retiro. "Tengo muchas ganas de volver. Ya son dos años sin subirme a un coche de carreras. La última vez fue en 2015 en el Rallye de Ourense", explicó al tiempo que reconoció sus nervios por reestrenarse en el Cocido. "No me habría importado correr en otra carrera antes que en esta. Correr en casa siempre genera dudas. Tiene más repercusión lo que hagas y hay más gente mirando lo que haces. Una vez aquí sin embargo mi objetivo es salir a disfrutar y hacerlo lo mejor posible, sin presión. Da igual que sea una carrera del Nacional, cuando te montas en el coche, eso da igual", afirmó. Ramos viajaba en la tarde de ayer a Vimianzo para probar la montura que utilizará en esta prueba. Se trata de un Polo N5. Inicialmente estaba previsto estrenar en el Cocido un Skoda Fabia R5 pero finalmente la idea cambió para pasar a formar parte del grupo de seis coches que participan en la categoría de N5. Su inactividad a lo largo de los últimos dos años convierte a Ramos en uno de los pilotos locales que menos conoce el trazado. "Es similar al del año pasado pero yo no lo corrí. Couto y Saborido ya son conocidos y los de Silleda y Rodeiro cambiaron un poco", afirma. El piloto trasdezano augura una carrera dura en la que tendrán que mirar al cielo ante el peligro de nieve en Rodeiro o A Rocha. "El Cocido siempre es un rallye complicado. Desliza mucho y a veces está muy sucio. Lloverá como siempre pero todo eso es igual para todos".
Un piloto que vuela por terreno conocido - El piloto dezano Álvaro Méndez ha sido uno de los grandes animadores de las últimas ediciones del Rali do Cocido. Firmó dos octavos puestos en la competiciones de 2015 y 2016 a bordo de un Peugeot 106. Sus grandes resultados tuvieron continuidad el año pasado, cuando fue quinto a los mandos de un Polo. Este año vuelve a soñar con pelear arriba y lo hace con novedades. Estrenará un Peugeot 208 R2 de AR Vidal Racing. ´No sé ni como se enciende´, bromeaba ayer el dezano. ´Lleva dos semanas en casa pero entre la falta de tiempo y el clima no pude probarlo´, añade. Otra de las novedades estará en el asiento de al lado, en donde no estará David Enríquez, sino David Míguez. ´No tenía pensado salir este año pero siempre quise correr un rallye con Míguez, así que cuando nos salió un patrocinador, nos lanzamos´, explicó. Méndez reconoce que su única meta será disfrutar de esta prueba del Nacional en casa. ´El Rali do Cocido merecía esta oportunidad. A ver cuanto nos dura el sueño´, afirma. ´El salto tiene su parte buena y su parte mala. Lo bueno es que va a haber veinte coches muy buenos compitiendo delante. La mala es que es más caro, necesitas más tiempo y la lista de inscritos es más corta´, explica. El dezano espera un Cocido marcado una vez más por la dureza y la lluvia. ´Ayuda mucho conocer los tramos. Yo los conozco como los pasillos de mi casa porque me paso el día recorriéndolos con la grúa´, bromea.
El piloto con más rallyes del Cocido a sus espaldas - Javier Guitián necesita un tiempo echando cuentas pero finalmente encuentra la cifra que busca, 17. El piloto dezano de origen lucense afronta en los próximos días la que será su décimo séptima edición de un Rali do Cocido, lo que lo convierte sin duda en el que más veces ha participado en la competición dezana. ´La primera vez que participé fue en 1999, en la cuarta edición, con un Opel Manta. De aquella éramos cuatro amigos e incluso nos prestábamos cosas. Lo único que pensábamos era en darle gas. Los coches eran solo motor pero no tenían buenos frenos, ni ruedas, ni chasis... Y ahora ya ves, una prueba del Nacional´, explica. Para la ocasión, Guitián ha tirado de un amigo. El forcaricense Manuel Filloy ha puesto de su parte para que el dezano pueda ponerse en esta cita a los mandos de su recién adquirido Ford Fiesta R5. ´Tengo ganas de subirme al coche y disfrutar de esta oportunidad. No creo que tenga muchas más así´, bromeó al tiempo que reconoció que todavía no ha podido probar su montura para este Cocido. En cuanto al salto al Nacional, lamentó que la lista de inscritos no fuese mayor. ´Estamos acostumbrados a listas mucho más altas, incluso con 150 pilotos y teniendo que dejar gente fuera. 50 son pocos coches, y más si hay muchos abandonos como pasó otros años´, explicó. Guitián augura de nuevo un Rali do Cocido duro, complicado y largo. ´Es el cuento de todos los años. Si te confías, te quedas fuera en menos de nada. Hay que ir con pies de plomo, aunque creo que los tramos estarán más limpios´.

El Rali do Cocido ha sido durante muchos años el punto de peregrinación para los pilotos de la zona. Allí, entre los montes dezanos, se desvirgaban cada año numerosos aficionados al mundo del motor, deseosos de conocer de primera mano la sensación de sentarse en un coche de rallyes. A pesar del importante salto al Nacional, el Cocido mantiene parte de esa esencia. Los Guitián, Ramos, Méndez, Reboredo o Vázquez volverán a sentir la emoción de correr en terreno conocido y ante la mirada de los suyos, aquellos que saben que el verdadero trofeo siempre se queda en casa.

Siete pilotos dezanos figuran entre los 49 inscritos en el Rali do Cocido, prueba que abre el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto de este año. Javier Ramos con Francisco Lema como copiloto (Polo N5); Javier Guitián con Óscar Soto (Ford Fiesta R5); Álvaro Méndez con David Míguez (Peugeot 208 R2); Óscar Gallego con José Ángel Fente (Swift Sport); Óscar Reboredo con Iago Jorge (Citroën Saxo); Alejandro Reboredo con Verónica Vilaro (Peugeot 106 GTI); y Gonzalo Val con José Gabriel Posa (Peugeot 106).

No serán sin embargo la única representación de la zona en este Rali do Cocido. El laureado copiloto estradense David Vázquez disfrutará del paso de una prueba del Nacional por su municipio junto a Alberto Nimo y su Mitsubishi Lancer Evo X. Entre los participantes destaca también otro copiloto, el dezano David Enríquez. El habitual escudero de Álvaro Méndez estará en esta ocasión con el valenciano Nicolás Cabanes en su Suzuki Swift Sport.

Todos ellos conforman la armada dezana en una prueba en la que parten con una ventaja sobre sus rivales, la que les da su conocimiento sobre un trazado que repite en gran medida el de ediciones anteriores. En esta ocasión sin embargo será más complicado dar la sorpresa. La subida del nivel de participantes hará que baje el nivel de protagonismo de los pilotos locales. Esa es la previsión ante la que muchos sonríen. La dureza de la prueba dezana, la suciedad de sus tramos, la lluvia y la posible presencia de la nieve en la jornada del sábado darán sin embargo un punto de imprecisión al guión escrito.

Por otra parte, el Rali do Cocido continúa hoy con su programación, estando calendada la primera jornada de reconocimiento por los tramos. Esta prevista además la llegada de los equipos foráneos, que se repartirán por los diferentes establecimiento hoteleros de la comarca con sus caravanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine