El Pastelería Mimela EDM A Estrada dio ayer un golpe sobre la mesa en sus aspiraciones de meterse en fase por el título de liga. Los estradenses cedieron el liderato tras encadenar dos derrotas consecutivas. En ese momento de dudas visitaba el inexpugnable Multiusos un Rosalía de Castro al alza e instalado en la segunda posición. La prueba de fuego para el proyecto estradense dejó claras sus opciones de tratar de tú a tú a los mejores, con un triunfo final por 63-57.

Ambos equipos regalaron un partido de rachas y con ritmo muy alto. Los compostelanos eran superiores en el cinco para cinco, pero los rojillos se mostraban más cómodos cada vez que eran capaces de correr. Ni uno ni otro lograron abrir una brecha que fuese decisiva, aunque la más clara fue para los locales, que llegaron a irse once arriba en el segundo cuarto.

La igualdad auguraba unos últimos minutos decisivos pero el Mimela no dejó que ese momento de incertidumbre llegase. Adquirieron una renta de cinco puntos a falta de tres minutos para el final que supieron administrar con cabeza para no ver peligrar la victoria.

Por parte del equipo estradense jugaron Pigo (3), Samuel (19), Chaiti (1), Diego Pardal (19), Pepe (10) -cinco inicial- Marcos Chao (2), Diego, Juanma (9), Carra (3) y Eloy. Los parciales por cuarto fueron 21-14, 11-16, 12-16 y 22-11.