04 de junio de 2015
04.06.2015
fútbol - Preferente Autonómica

Dani Méndez y Toño se unen a las bajas del Lalín para la próxima temporada

El delantero se marcha al Arzúa y el medio deja el fútbol por sus problemas físicos

04.06.2015 | 02:12
El Lalín ha desmantelado casi por completo el equipo que deslumbró al inicio del pasado año. // Bernabé

Diez días después de finalizar la temporada, el Lalín ya sabe que tendrá por delante un duro trabajo para confeccionar su plantilla. Los rojinegros ya han sufrido siete bajas en este final de año, una lista que ayer incrementó con dos nuevos protagonistas, el delantero Dani Méndez y el centrocampista Toño. Los dos capitanes del Lalín anunciaron su decisión de abandonar la plantilla por diferentes motivos. Dani lo hace para aceptar la oferta del Arzúa, equipo dirigido por el técnico dezano Javier Montoto. En el caso de Toño su baja se debe a su decisión de abandonar el fútbol en activo tras sufrir una nueva lesión en su maltrecha rodilla.

El pequeño delantero dezano comunicó ayer su decisión a la directiva, un paso que justifica por "un necesario cambio de aires". De esta manera Dani Méndez abandona un Lalín en el que ha pasado toda su carrera, salvo una etapa en el Negreira. Su importancia en el juego del Lalín lo convirtieron en uno de sus grandes referentes. "Que se vaya Dani Méndez del Lalín no es la muerte de nadie. Estoy seguro de que se hará un equipo competitivo y ojalá consigan ascender", explicó al tiempo que reconoció que necesita este paso tras un año duro. "Fue una temporada convulsa y con muchos cambios. Nos faltó un poco de tranquilidad. Personalmente no tuve problemas con nadie, ni con Francis, ni con Luis, ni con la directiva, ni antes con Román. Tampoco se trata de un tema económico, porque el Arzúa es un club incluso más modesto que en Lalín", manifestó. En su decisión pesó también la presencia de Montoto en el Arzúa. "Lo conozco. Es un gran entrenador y una gran persona. Sé que voy a un equipo serio".

Toño por su parte ha decidido retirarse del fútbol a punto de cumplir los treinta años. Sus problemas de rodilla lo han obligado a tomar esta decisión. "Me voy sin destino a la espera de curar bien la rodilla. Estoy a la espera de que me hagan una resonancia pero no creo que juegue más. Tengo la rodilla muy cascada", explicó con amargura. Los pasos de Toño se orientan ahora hacia los banquillos. En la actualidad está sacando el curso de Nivel 2 y ejerce como entrenador en la Escola de Fútbol Lalín. "Si me surge alguna posibilidad en algún equipo de la zona estaría bien. Eso me permitiría ir adquiriendo experiencia", manifestó. Toño deja un Lalín en el que estuvo toda su carrera como futbolista, salvo media temporada en el Negreira. "Son muchos años aquí. Desde alevines. Ya toca un cambio. En las últimas dos o tres temporadas se intentó hacer un equipo para ascender pero no se consiguió. Son cosas que te van desanimando y terminas perdiendo el gusanillo de jugar", apuntó.

Con la marcha de Toño, Dani Méndez y Rubén, el Lalín pierde a tres de sus cuatro capitanes. No son las únicas bajas. Matías, Lema, Gustavo y Adán también abandonaron el equipo en las últimas semanas. Estas bajas, unidas a las de Marc y Matelo durante la temporada, han dejado al Lalín con un plantel muy corto. Por el momento solo se han anunciado las renovaciones de Rucho, Reboredo, Suso y Maceiro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook