Fue una visita relámpago, pero también intensa, tanto para los anfitriones como para el que fuera portero de Celta, Madrid y Valencia, Santiago Cañizares, y del piloto andorrano Joan Vinyes. Ambos participarán en la próxima edición del Rally Rías Baixas, valedero para el Nacional. Antes, "Cañete" y Vinyes hicieron una escala en tierras dezanas para conocer de primera mano las dependencias de su patrocinador, la firma silledense Disiclin, así como para compartir mesa y mantel en el Mesón O Cruce de la parroquia lalinense de Vilatuxe.

"Venir a Galicia y, en especial, a Vigo es para mi un motivo de nostalgia y satisfacción", manifestó el excéltico que ahora ejerce de comentarista deportivo en un canal de pago. Cañizares se mostró muy interesado por el funcionamiento de la factoría silledense de Disiclin, que recorrió en compañía de varios de sus directivos junto al resto de integrantes del equipo Suzuki Oficial. El ahora copiloto de Puertollano se mostró muy ilusionado con su participación en la carrera viguesa. "Siempre intento estar en este rally, aunque es difícil, largo y complicado para inexpertos como yo", explica el copiloto de Vinyes a bordo del Suzuki Swift S1600. Sin embargo, Cañizares no se atreve a realizar un pronóstico sobres las posibilidades del equipo en la carrera olívica debido, precisamente, a lo complicado de su trazado.

Buenos recuerdos

Durante su breve estancia en Silleda y en Lalín, Santiago Cañizares no dejó e destacar los buenos recuerdos que guarda de su estancia en tierras gallegas como jugador de fútbol. "En Vigo siempre recibí mucho cariño por parte de la excelente afición celtista", subrayó mientras se dirigía a la comida con la que fue agasajado junto al resto del equipo en el restaurante de Vilatuxe. "Guardo muy buenos recuerdos de donde, como se suele decir, me dieron de comer cuando debuté en la Primera División", insistió el ex jugador del cuadro de Balaídos para apostillar que en Vigo pasó "dos años muy agradables porque me enriquecieron mucho en mi carrera, sobre todo, a nivel personal".

Cañizares y el resto de integrantes del equipo de competición Suzuki Oficial departieron durante varias horas en el mesón lalinense para, a la conclusión del ágape, emprender viaje a la ciudad de Vigo, donde tenían pensado iniciar la preparación del Rías Baixas.