El Basketdeza se proclamó ayer vencedor de la Copa de Santiago al vencer por 52-54 en la final al Arzúa. Los verdiblancos de Lalín supieron aguantar la presión de jugar en territorio hostil para llevarse el título en un partido con final agónico.