El Balonmán Deza viaja esta tarde a A Mariña lucense para jugar su último partido como visitante de esta temporada. Los verdiblancos, que llegan a la penúltima jornada de Liga con los deberes de la permanencia hechos, visitan la pista del Balonmán Viveiro, un equipo del que le separan siete puntos y cinco puesto en la clasificación de la Segunda Autonómica. El Deza busca su victoria número 12 después de imponerse en el municipal de Lalín al Asmubal Meaño por un marcador de 32-19.