Finalizó la liga en la fase de permanencia con la USD O Grove descendido a segunda, y los otros dos arousanos quedando a expensas de los arrastres. Quien más se queda en el alero es el Zacande meisino que cayó en esta última jornada en Marcón por 4-3, derrota ante un rival directo que le deja cuarto en un grupo de seis, lo que se traduce en la antepenúltima en la tabla de su grupo, fuera de los dos puestos de descenso directo. Así pues, el Zacande pinta como el primer candidato a poder perder la categoría si llegan los arrastres.

Aunque acabando tercero en el otro grupo, merced a su triunfo en Tomiño por 1-2, tampoco la posición garantiza la permanencia al equipo grovense, si cunde el verse damnificado por descensos en la zona en los grupos de arriba.

El galimatías resultante, incluso para dilucidar empates, hace farragoso el sistema. Miguel Villaverde, técnico de Zacande, que puede ser el primer damnificado, reconocía que “hace tiempo que no nos preocupamos por aclarar la situación compleja, por lo que estábamos centrados en el partido.