Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baloncesto - Liga Femenina-2

El Cortegada facilita la victoria al Melilla tras desaparecer del juego en el último cuarto (61-70)

Tereza Sedlakova en una acció bajo tableros en el día de ayer en Fontecarmoa. | Iñaki Abella

Tenía el Mariscos Antón Cortegada la oportunidad de marcar distancias respecto a la zona baja de la clasificación, pero fue el Melilla el que terminó superando a las vilagarcianas. Un partido en el que la mayor aportación del banquillo visitante, unido a la negrura del ataque local en el último cuarto, terminó por decantar la balanza.

Previamente al desenlace, el juego del equipo vilagarciano arrancó con unas pulsaciones más bajas que el de su rival (0-5), pero una vez las locales destaparon el aro la tendencia cambió por completo. A base de una buena circulación, tanto del balón como de las jugadoras, el marcador reflejó un parcial de 16-2 amparado en una defensa que dejó a las visitantes durante cinco minutos sin anotar.

La mayor aportación del banquillo visitante, unido a la negrura del ataque local en el último cuarto, terminó por decantar la balanza

decoration

A lo largo del segundo cuarto fueron las visitantes las que se sintieron mucho más cómodas. La entrada en cancha de Alana Gonçalo tuvo mucho que ver en el cambio de tendencia. La escolta brasileña mostró una extraordinaria facilidad para anotar, desatascando a su equipo y aliándose con la inteligencia para castigar sus ventajas de una Bojana Stevanovic tremendamente eficaz.

Sara Gómez en una acción ofensiva ante las melillenses. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Por parte local, solo la solidez de Tereza Sedlakova servía de argumento para hacer frente a las melillenses. Si bien el principal quebradero de cabeza estaba siendo en materia defensiva. Los 25 puntos encajados en el segundo parcial hicieron que las de la Ciudad Autónoma empezasen a creer seriamente en sus opciones de conquistar Fontecarmoa.

Enfocó el Cortegada la segunda parte a partir de los ajustes defensivos y lo consiguió. Alana Gonçalo ya no disponía de la facilidad anotadora del primer tiempo y también Stevanovic estaba más vigilada. Sin embargo, fueron el resto de jugadoras del Melilla las que dieron un paso al frente cuando el partido más apretaba. El acierto de Laura Fernández desde el perímetro y el control del rebote ofensivo estaban haciendo mella en una rotación vilagarciana que no era capaz de aguantar el ritmo físico a su rival.

El control del rebote en el último cuarto ayudó a declinar la balanza. INAKI ABELLA DIEGUEZ

Después de un tercer cuarto en el que el dominio en el marcador fue visitante en su mayor parte, la amenaza terminó por convertirse en una fatal realidad para los intereses del Mariscos Antón Cortegada en unos diez últimos minutos desesperantes.

Una canasta de Sara Gómez fue el único bagaje ofensivo del equipo de Javier Nogueira en nueve minutos del último cuarto. Un inmovilismo ofensivo que dio lugar a un parcial de 2-15 que finiquitó cualquier posibilidad de alegría en Fontecarmoa y puso en bandeja de plata el triunfo a su rival.

Ficha del partido:

Cortegada 61

Sara Gómez (14), Nuria Chorén (13), Zeltia Presas (6), Tereza Sedlakova (15), Mercy Wanyama (6) –quinteto inicial– Cristina Loureiro (2) y Lorena Castro (5).

Melilla 70

Laura Fernández (12), Ana Jiménez (8), Bojana Stevanovic (20), Nuria Ríos (-), Aminata Traore (7) –quinteto inicial– Adama Coulibaly (-), Claudia Alonso (3), Alana Gonçalo (14) y Gloria Muñoz (6).

Parciales por cuartos: 18-12; 21-25 (39-37); 15-18 (54-55); 7-15 (61-70).

Árbitros: Christian Abalo y Anxo Méndez. Señalaron 13 faltas a cada equipo. Sin eliminadas. 

Incidencias: Décima jornada en Liga Femenina-2. Pabellón de Fontecarmoa.

Compartir el artículo

stats