Viajaba el Arosa a Segovia con el reto de prolongar su buena racha por cuarta jornada consecutiva, pero la eficacia de la Gimnástica lo impidió. No bastaron los buenos 70 minutos de los arlequinados después de hipotecarse en un tramo inicial que sirvió a los locales para hacerse con una renta que supieron manejar para luego ampliar en la última acción del partido.

Optó Jorge Otero por revolucionar su once respecto a la jornada anterior con la entrada de Julio Rey, Pedro Beda y Diego Diz. Sin embargo la apuesta por los peloteros no vino acompañada del control del partido en los primeros compases en La Albuera. Y eso que los vilagarcianos pudieron adelantarse a los cinco minutos con una falta botada por Mon que buscó sorprender y el poste se encargó de impedirlo.

Los vilagarcianos pudieron adelantarse a los cinco minutos con una falta botada por Mon que buscó sorprender y el poste se encargó de impedirlo

La Gimnástica Segoviana se hizo con la batuta con una intensidad mayor que la de su rival. Fruto de ello, fueron sucediéndose los acercamientos en forma de saques de esquina y una mayor presencia en campo contrario. Una dinámica que se cobró el premio del gol cuando menos se esperaba. Fue en un balón suelto en la media luna que Rafa Llorente mandó a la red con una volea a la media vuelta que se coló pegada al palo izquierdo de la portería de Manu Táboas.

Con la racha de imbatibilidad rota, le tocaba a los arlequinados manejarse en un escenario que parecía ya olvidado, pero la respuesta fue la mejor. El balón empezó a durar un poco más en los pies de un Arosa que encontró la proyección en una banda izquierda en la que Cotilla era amo y señor. Precisamente un centro suyo fue rematado por Pedro Beda al cuerpo de un defensa cuando el balón iba en una más que interesante dirección. En medio de todo, Manu Táboas tuvo que intervenir para resolver un mano a mano que pudo ser el 2-0.

Pedro Beda disfrutó de su primera titularidad de la temporada. Juan Acha

El delantero brasileño estrenaba titularidad y se le vio muy activo. Incluso vio como le fue anulado un gol por fuera de juego tras una buena maniobra individual. No se dio por vencido un Arosa que siguió poniendo proa hacia la portería local, pero la insistencia se encontró de frente con el pitido que indicaba la vuelta a los vestuarios.

En la segunda parte, el Arosa echó el resto y merodeó el área de un Segoviana que se tuvo que poner el mono de trabajo en defensa. Con todo ello, Porrúa dispuso de la más clara oportunidad tras un pase desde la línea de fondo de Diego Diz que el de Bertamiráns mandó arriba con todo a favor. Quien no falló fue Szymanowski en la última acción del partido para hacer el 2-0 definitivo yéndose solo hacia Manu Táboas tras una pérdida de balón en zona de riesgo y con todo el Arosa volcado a por el empate.

Porrúa dispuso de la más clara oportunidad tras un pase desde la línea de fondo de Diego Diz que el de Bertamiráns mandó arriba con todo a favor

Ficha del partido:

Gimnástica Segoviana

Carmona, Cidoncha (Arribas, min. 80), Javi Marcos, Manu, Adeva (Nanclares, min. 71), Conde (Szymanowski, min. 62), Borrego (Nogueira, min. 62), Llorente (Juan de la Mata, min. 80), Rubén, Mansour y Adrián Pérez. 

Arosa

Manu Táboas, Javi Fontán, Campillo, Ross (Luismi. min. 78), Cotilla, Pedro García (Luis Nuño, min. 56), Alberto Martín, Diego Diz, Julio Rey (Pablo Porrúa, min. 56) Mon y Pedro Beda.

Goles: 1-0 Llorente (min. 17); 2-0 Szymanowski (min. 93).

Árbitro: Muñoz García, asistido por Banda Carmona y Agraz Díaz (Extremadura). Mostró amarilla a Conde, Manu, Adeva y Nanclares por los locales y a Cotilla por los visitantes.

Jorge Otero: "Nos condicionaron unos primeros 20 minutos en los que nos faltó determinación"

Tenía la sensación Jorge Otero a la conclusión de que el Arosa mereció premio en La Albuera. “En la primera parte nos condicionaron unos primeros 20 minutos en los que nos faltó determinación. Sabíamos del buen pie que tienen los jugadores de la Gimnástica, Conde, Cidoncha, Llorente… No estuvimos precisos y nos costó mucho tener el balón”, señaló. Añadió el entrenador arlequinado que “Aunque sí es cierto que nos dominó claramente la Gimnástica no dispusieron de muchas ocasiones, solo recuerdo una clara. Y el gol viene de un mal despeje nuestro y a partir de ahí el partido cambia de rumbo. En la segunda parte fuimos más determinantes, jugamos mucho en campo rival y tuvimos nuestras llegadas. Rondaba el empate, pese a que no tuvimos excesivas ocasiones claras”.

En su conclusión, Otero destacó que “quizás es una derrota injusta en base a lo que hemos hecho unos y otros. Tenemos que quedarnos con la segunda parte y no nos puede condicionar tanto ese mal comienzo. Dimos demasiadas facilidades a un equipo que maneja muy bien el balón y tiene muy buenos jugadores. Independientemente de eso, el gol viene por no estar mucho más intensos y más concentrados en defensa. Tuvimos llegadas, pero nos faltó la agresividad necesaria para llegar con más claridad. Aún así en la segunda parte nos parecimos más al equipo que queremos ser. Muy buen trabajo del equipo en líneas generales”.