Dos de las grandes esperanzas del ciclismo en O Salnés, el vilagarciano Martín Rey (Emico-Erbi Bembibre) y el cambadés Rubén Fandiño (Bathco) disputaron el pasado fin de semana una de las pruebas de ciclismo más importantes de España en la categoría juvenil, la XXVIII Vuelta Ciclista a Talavera.

La prueba, en la que participaron 153 corredores, contaba con cinco etapas, una de ellas contra el crono, muy exigentes, en las que el vilagarciano y el cambadés completaron un gran papel, finalizando el primero en la tercera plaza y con un triunfo de etapa en el bolsillo. Los dos fueron protagonistas en la segunda etapa de la vuelta, al conseguir el vilagarciano la victoria, mientras el cambadés finalizaba en la segunda plaza y obtenía la camiseta de líder de la prueba tras cruzar la línea de llegada en Alcaudete de la Jara..

El cambadés mantendría la camiseta de líder otra etapa más, antes de la disputa de una contrarreloj en la que acabaría cayendo al cuarto puesto. En la última etapa, perdería mucho tiempo con respecto a los favoritos, por lo que finalizaría la carrera en la posición 44 después de haberse mantenido durante toda la Vuelta entre los 10 primeros.

Rey fue mucho más regular que el cambadés, ya que finalizó la primera jornada en el puesto 29 de la general, pero pronto ascendería hasta los primeros puestos gracias a la victoria de la segunda etapa, y certificaría la tercera plaza de la clasificación en la última etapa, que se disputaba en un circuito con inicio y final en Talavera.