Con una veintena de jugadores en plantilla, cada lesión puede suponer un serio contratiempo para el Arosa, sobre todo si son de larga duración. Los arlequinados sufrieron ese contratiempo en el duelo contra el Marino de Luanco, donde el portero Álex Cobo y el delantero Róber tuvieron que abandonar el campo tras lastimarse ambos en sus respectivas rodillas derechas. Por el momento se desconoce cual es el alcance de la lesión ya que las resonancias no se les practicarán hasta el día de hoy en Pontevedra, pero tanto el club como los dos jugadores temen que, por la delicada zona en la que han ocurrido, puedan ser graves.

El meta catalán del Arosa recuerda perfectamente la jugada en la que se lesionó. “Fue una parada que hice a la derecha, fui con el peso sobre la rodilla y se me fue hacia adentro; noté un crujido y un gran dolor e intenté levantarme, pero cuando apoyé la pierna, vi que no iba”, explica abatido. Tras pasar la noche, el meta reconocía que “inflamación no tengo mucha y la tengo bloqueada para evitar moverla, pero sí tengo dolor”. Por el momento, Cobo hace especulaciones sobre la lesión que puede tener, “aunque nunca me he lesionado la rodilla, por lo que me dijo el doctor en Luanco la sensación es que podía ser el menisco o el ligamento lateral externo; hay que hacer pruebas y ver que ocurre mientras aguardamos a que nos hagan la resonancia”.

Su compañero Róber también recuerda perfectamente como fue su lesión: “es un balón que sale rechazado del área, le doy con la cabeza a la pelota y, en el momento de apoyar la pierna, un contrario me desequilibra un poco y ya noto algo que se descoloca y se vuelve a colocar en la pierna, como una pieza que se desencaja y vuelve a encajarse en la zona baja de la rodilla”. El delantero también será sometido a una exploración en la jornada de hoy pero “por las sensaciones puede ser una subluxación de la cabeza del peroné”. Sin inflamación pero con un gran dolor permanece en reposo aunque reconoce que “puedo andar bien, solo tengo algo de hinchazón y un poco de dolor”. Los dos jugadores fueron muy importantes la campaña pasada a las órdenes de Rafa Sáez, y en esta temporada histórica, con Jorge Otero en el banquillo, se habían ganado un sitio en el once inicial; el meta lo había disputado todo hasta su lesión y Róber jugó 71 minutos contra el Arenteiro.

El equipo comienza a preparar el próximo duelo


El Arosa ha aterrizado bien en la cuarta categoría del fútbol nacional. Lo ha hecho sumando dos victorias consecutivas muy trabajadas y en las que ha tenido que sufrir para conseguir tres puntos que le acercan un poco más a su objetivo de mantener la categoría. Tan solo dos equipos en su grupo han conseguido sumar los tres puntos en los dos encuentros disputados y son el Unión Adarve y el Salamanca. Este último es uno de los aspirantes a luchar por el ascenso al término de la campaña. Los arlequinados permanecen en segunda posición por goal average y ya han comenzado a preparar el que será el siguiente duelo. Los vilagarcianos se enfrentarán el próximo domingo a la UD Llanera asturiano, una escuadra que suma tan solo un punto tras perder con el Navalcarnero en la jornada inicial e igualar con el Real Avilés el pasado fin de semana. El duelo será el domingo a las 17.00 horas en A Lomba.