No pudo ser. Ni el intenso esfuerzo de Gustavo César Veloso en los kilómetros finales, ni el arranque de Álex Marque encabezando el pelotón con el “amarelo” sirvieron para que el ciclista de A Estrada del Tavira perdiese ayer el liderato. Lo hizo en una etapa en la que las hostilidades se desataron prácticamente desde el inicio hasta que se formó una escapada final en la que se encontraba Rafael Reis (Efapel). El primer líder de esta edición de la Volta confió en el trabajo realizado por otros dos compañeros para huir del grupo delantero y cruzar la línea de llegada en Barcelos con una ventaja que acabaría siendo definitiva sobre el pelotón, ya que no solo sumaba s8u tercera victoria en la Volta, sino que también se hacía con el amarillo. Mientras, Veloso volvía a cruzar la línea de llegada visiblemente cansado después de liderar la persecución durante varios kilómetros pese a lucir un aparatoso vendaje en el brazo y arrastrar heridas de la caída del domingo.