Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los nervios atenazan al Ribadumia

Óscar Iglesias controla un balón presionado por el pontés Iñaki durante un momento del encuentro de ayer en A Senra.

Óscar Iglesias controla un balón presionado por el pontés Iñaki durante un momento del encuentro de ayer en A Senra.

En condiciones normales, el Ribadumia habría ganado ayer los tres puntos que había en juego en el campo de A Senra. Sin embargo, ahora, con la permanencia en juego, donde cada punto puede ser la diferencia entre la continuidad en la Tercera División o el abismo del descenso, los nervios aparecen. Eso fue lo que le pasó a los aurinegros que, tras anotar el segundo gol al inicio de la segunda mitad, comenzaron a recular ante un rival que, además de no jugarse nada por estar descendido, era bastante limitado en cuanto a calidad. Dar pasos atrás durante el partido fue lo que acabó condenando a los aurinegros en el minuto 90, cuando el árbitro decretó un penalti bastante riguroso.

Apenas había transcurrido un minuto, cuando un saque de banda lo aprovechó Charles para ganar línea de fondo, pero si pase de la muerte fue rechazado por un contrario a córner. El Ribadumia salía con una presión intensa desde el inicio, tratando de robar lejos de su portería y aprovechar la velocidad de sus tres hombres de arriba. Los locales se hicieron con el dominio del encuentro y comenzaron a gozar de tímidas ocasiones, como un cabezazo de Fran Fandiño que atrapó Brais. Mitogo, la referencia arriba de los visitantes, también tuvo un balón en profundidad que no supo aprovechar y acabó atrapando Roberto Pazos.

La defensa del as Pontes ya había cometido varios errores que no supo aprovechar el Ribadumia hasta el minuto 19, cuando Óscar Iglesias robó en la línea de tres cuartos y le puso un balón a Fran Fandiño que, solo ante Brais, definió de manera perfecta para adelantar a los locales.

25

Un empate que complica el camino hacia la permanencia N. P./A.G.

El tanto no cambió en absoluto el escenario, el Ribadumia siguió mandando en el campo ante un rival que mostraba muy pocos argumentos y que apenas conseguiría pasar del centro del campo con el balón. Carlos Martínez rozó el segundo en un disparo raso que se fue fuera por muy poco. El encuentro estaba perfectamente controlado hasta el minuto 29, en el que un error de Javi Domingo en el control permitió a Iñaki robarle la cartera, Mitogo prolongó al segundo palo, donde apareció David García para establecer la igualada.

El Ribadumia notó el golpe y el partido se igualó, con ambos equipos tratando de hacerse con la pelota. Las ocasiones claras seguían cayendo del lado local como un remate de Charles fuera tras un buen servicio de Álex Fernández o una falta directa que Diego Abal ajustó demasiado.

El Ribadumia salió a por todas en el inicio de la segunda parte. Desde el primer segundo acosó la menta de Brais hasta que, en el 48, una gran jugada en banda derecha finalizó con pase al corazón del área de Álex Fernández. Allí aparecía Fran Fandiño para empujar El balón con el tacón al fondo de las mallas. El As Pontes se agarró a la calidad de David García que, en el minuto 57 filtró un balón a Álex, el jugador azulón cayó en el área pidiendo penalti mientras Mitogo fusilaba a Roberto Pazos, obligándole a hacer una gran intervención para evitar el tanto. Pazos volvía a ser clave en el minuto 64 al arrebatarle un balón a Mitogo cuando los visitantes ya cantaban gol. El Ribadumia pudo cerrar el encuentro en una contra de libro llevada por Charles, Álex Fernández centró y Javi Domingo estrelló con violencia el balón en el larguero.

El As Pontes puso en el campo a toda su artillería , incluido el veterano Rubén Pardo, y asumió el protagonismo en el partido ante un Ribadumia que esperaba muy bien ordenado atrás. Los locales comenzaban a sufrir con los balones colgados y las jugadas a balón parado

Dieguito, en el primer balón que tocaba obligó a Brais a lucirse para despejar su disparo, y en la siguiente jugada, era Roberto Pazos el que ganaba el mano a mano a Rubén Pardo, enviando el balón a córner. El encuentro se convirtió en un ida y vuelta en el que ambos equipos mostraban sus problemas con el gol, hasta que Santi agarró a Dani en el área y David García igualaba la contienda con el tiempo reglamentario cumplido. En el descuento, Rubén Pardo todavía tuvo ocasión de rematar fuera tras deshacerse de varios contrarios.

“No estuvimos cómodos en defensa”


El técnico del Ribadumia, Luis Carro, se mostraba ayer muy preocupado por lo ocurrido reconociendo que el resultado, a pesar de sumar un punto, “nos sirve de muy poco”. Carro reconoce que “no estuvimos cómodos a nivel defensivo, sobre todo en el segundo tiempo, abrimos demasiado el partido y sufrimos demasiado y el penalti acabó siendo la confirmación de que no era nuestro mejor día”. En el arranque “la sensación es que dominamos el encuentro con claridad y con ocasiones, pero su gol en la primera mitad nos afectó mucho; regresamos al inicio de la segunda con esa buena intención pero acabamos reculando demasiado”. En encuentros de mucho juego directo “no nos sentimos nada cómodos, y eso se notó hoy; nos acabaron atenazando los nervios, con los futbolistas tratando de defender el resultado que sentirnos cómodos con el balón”.

Compartir el artículo

stats