Jéssica Bouzas ha vuelto a la competición tras unas semanas centrándose en su propio entrenamiento. La vuelta a las pistas se ha producido en Antalya (Turquía) en un torneo de categoría W15 en los que la intención es la de seguir sumando puntos para apuntalar el crecimiento de la vilagarciana dentro del mundo profesional.

Las cosas no han rodado del todo bien en esta cita dado que Jéssica Bouzas cayó en el día de ayer ante la alemana Lena Ruppert en partido correspondiente a la ronda de clasificación para acceder al cuadro final del torneo. La victoria de la jugadora germana no admitió lugar a dudas y se plasmó en un marcador final de 6/3 y 6/0 a su favor. Previamente, la jugadora de la Academia Ferrer había superado en primera ronda a la japonesa Nana Kawagishi por un doble 6/1 apenas 24 horas antes.

A la vilagarciana le queda esta semana la baza del dobles en torneo turco. Una competición en la que formará pareja con la holandesa Lexie Stevens. Su primer escollo a superar será el que forman las italianas Martina Caregaro y Lisa Pigato.

Todavía tendrá oportunidad de revancha Jéssica Bouzas en Antalya puesto que también participará en el torneo que se disputará la próxima semana. El camino a seguir será el mismo que en esta primera ocasión, es decir, a través de la ronda previa. Todo ello con la intención de seguir sumando méritos en un 2021 clave en su carrera y en el que ya ha empezado ganando dos títulos el pasado mes de enero en El Cairo.