Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

baloncesto - Liga Femenina-2

El Cortegada se despeña en Santiago

El Rosalía, en un final polémico, deja a las vilagarcianas en una situación muy delicada

La quinta derrota consecutiva de las azuues les penaliza con la penúltima plaza. |  // N. PARGA

La quinta derrota consecutiva de las azuues les penaliza con la penúltima plaza. | // N. PARGA

El Cortegada tropezó en Santiago. Era un partido de valor doble por la condición de rival directo del Rosalía y las vilagarcianas salieron muy maltrechas clasificatoriamente hablando tras un 67-63 final que les deja prácticamente sin margen de error en los duelos directos para evitar la última posición que supone el descenso de categoría.

Empezaron mucho más enchufadas las compostelanas (9-2). El ritmo fue dando más presencia en el juego al equipo de Javier Nogueira con Patricia Vicente como estilete, pero el equipo de Chiqui Barros siguió encontrando la fórmula de castigar la defensa visitante. Su debilidad permitió al Rosalía hacerse con la sensación de dominar el partido para cerrar el primer cuarto con un 22-15.

Con la debutante Mercy Wanyama dando sus mejores minutos, el Cortegada fue recuperando sensaciones, pero sin llegar en ningún momento a ponerse por delante en el marcador. (30-29). Un nuevo apagón ofensivo de las vilagarcianas se vio aliviado por sus mejores momentos defensivos para llegar al descanso con todo por decidir.

El desarrollo del marcador seguía moviéndose en diferencias mínimas siempre favorables a las compostelanas. El Cortegada se encomendó en el tercer periodo en materia ofensiva a Patricia Vicente y a Sara Gómez, las únicas que anotaron en esos 10 minutos cuando el balón más empezaba a quemar por la trascendencia del choque.

Costó más de tres minutos a las vilagarcianas anotar su primera canasta en juego en el último cuarto. A base de pico y pala, el Cortegada fue capaz de ponerse por delante a falta de minuto y medio para el final (62-63). Una polémica técnica señalada a Sara Gómez invirtió las tornas y dejó el desenlace a un cara o cruz. A falta de 17 segundos con 65-63, las vilagarcianas agotan sus 14 de posesión sin lanzar a canasta y el Rosalía pone la puntilla desde el tiro libre.

Compartir el artículo

stats