Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Asmubal recibe a la Sar en Coirón, un rival directo entregado al contragolpe

El equipo suspendió un entrenamiento al tener gripe dos jugadoras convocadas

El Asmubal Meaño recibe mañana sábado en Coirón a la Sar de Redondela, un rival con el que empata a puntos en la mitad baja de tabla y que se antoja directo por la permanencia. La cita, a las 18 horas en el pabellón de Coirón y con aforo aún más limitado por el covid, al reducirse a tan solo 60 aficionados en la grada, en detrimento del tercio autorizado hasta ahora que permitía entrar a algo más de un centenar. Eso sí, de las 60 butacas la norma ha fijado reserva de 20 para el rival. Si a ello se añade un número para el personal de la organización, las plazas disponibles apenas podrán superar las 40.

“Esta semana -reconocía el técnico Luis Montes- ha venido siendo muy extraña por todo lo que rodea al covid: el domingo regresamos tarde de Cantabria, dos jugadoras amanecieron el lunes con síntomas de gripe, la que los evidenciaba más hizo una prueba serológica cuyo resultado fue negativo, pero por precaución suspendimos el entrenamiento previsto para esa jornada”. “Luego con el toque de queda, la situación de Santiago y las jugadoras que venían de allí no podían compartir vehículo, y a otras que también se desplazan desde Porriño les cogía la hora de cierre, porque en Coirón estábamos acabando a las 22.45. Tampoco podíamos adelantar los entrenamientos porque las jugadoras tenían clase… todo se complicaba. Así, no nos quedaba que realizar sesiones más cortas, con algo de trabajo fuerza en domicilios y, una vez en el pabellón, ya directos con balón sobre la cancha”, lamenta el entrenador antes de la cita.

Compartir el artículo

stats