El técnico del Ribadumia, Luis Carro, destacaba al término del encuentro que "esto es un momento histórico para el club y vamos a disfrutar de una nueva experiencia como es la Copa del Rey". Apuntó que "competimos bastante bien, supimos superar los malos momentos y, en el segundo tiempo, los cambios nos ayudaron a frenar el empuje del Viveiro, por lo que estoy muy contento. En lo que respecta a su expulsión, Carro asume la roja "porque retuve el balón, era una situación de riesgo para el equipo, pero no entiendo como Gerardo no ve ni amarilla tras empujarme".