El Arosa deja buenas sensaciones para su próximo inicio de liga. Frente a un poderoso Bergantiños, uno de los grandes favoritos al ascenso en el grupo Norte de la Tercera, los arlequinados mostraron ritmo y ser capaces de rehacerse de un marcador adverso. También supieron sufrir ante un Bergantiños que apretó en la segunda mitad, sin crear grandes ocasiones hasta la última jugada del encuentro, en la que el equipo de Carballo logró el empate. El Bergantiñosa entró mejor en el encuentro y pronto comenzó a lucir la calidad que posee en ataque, entregados a la presión sobre la salida de balón arlequinada. Aarón tuvo la primera ocasión cuando apenas habían transcurrido cinco minutos de encuentro, pero su disparo se estrelló contra el lateral de la red. Duque se convirtió en el principal peligro del equipo de Carballo en los primeros minutos. El delantero consiguió superar a Manu Táboas con una bonita vaselina en el minuto 12, pero Campillo sacó el balón cuando este se colaba. Un minuto después, el propio Duque soltaba un disparo cruzado que se iba fuera por muy poco. El Arosa fue sacudiéndose el dominio visitante poco a poco y niveló el encuentro tras una llegada de Javi Otero cuyo centro chut atrapó Brais, antes de meterse en un lío con Pedro Beda que a punto estuvo de costarle un disgusto al meta de Carballo. Cuando mejor estaba el equipo local, llegó una falta de Javi Fontán en un lateral del área que fue rematada por Marcos obligando a Manu Táboas a una estirada espectacular para evitar el tanto. Fue el preludio del gol visitante. Este llegó en el minuto 27, cuando una internada de Diego Vela por la banda derecha, apurando hasta la línea de fondo, y su centro lo remató Duque de tacón al fondo de las mallas tras adelantarse a toda la defensa local.

El tanto sirvió para rebajar el ritmo con el que había arrancado el encuentro y las ocasiones comenzaron a escasear hasta que llegó el tanto de la igualada, un gol que se basó en la fe de Javi Otero, que presionó allí donde muchos no lo harían, robó el balón, se lo cedió a Julio Rey y este filtró un pase al corazón del área donde Róber solo tuvo que empujarla. Javi Otero volvió a ser clave en el segundo tanto, el menudo extremo volvió a pelear con Aarón por un balón, se lo llevó y obligó al lateral de Carballo a derribarlo dentro del área. El penalti lo transformó Pedro Beda.

El delantero pudo anotar el tercero poco después del inicio de la segunda parte, pero un defensor se cruzó por delante y desvió el disparo cuando se colaba. La mejor ocasión del Bergantiños llegó en el minuto 57, en un pase desde la defensa que atrapó de forma espectacular Yelko, pero su disparo se estrelló en Manu Táboas. El rebote lo atrapó Duque, pero remató fuera con toda la portería para él. El juvenil Álex Rodríguez también pudo marcar, pero un defensa lo evitó sobre la línea de gol. La igualada llegaría en la última jugada del encuentro, al rematar Carro a la salida de un córner.