La igualdad fue la tónica dominante de esta LII edición del Trofeo San Roque, una equidad que acabaría decantando el triunfo en aquel barco que alcanzase un mayor punto de regularidad. Esta embarcación fue la que tripulaban los asturianos Jaime Álvarez e Ignacio Braña que, en la jornada de ayer, consiguieron vencer en dos mangas y cruzar la línea de llegada en segunda posición en la última. Eso les permitió llevarse esta edición del Trofeo San Roque por tan solo un punto. Por detrás de ellos, se clasificaron los integrantes del Real Clube Náutico de A Coruña Marcos Míguez y José Ramón Pardo. Ambos habían encabezado la clasificación hasta la jornada de ayer, pero poco pudieron hacer ante los aciertos de la única embarcación asturiana que participaba en la regata,

En la tercera plaza se clasificó el barco del Real Clube Náutico de Vigo tripulado por Miguel de Jesús y Miguel Rodríguez. El acto de entrega de premios se celebró en la explanada del Centro de Tecnificación de Vela de Vilagarcía para garantizar las medidas sanitarias impuestas a causa de la Covid-19. El tradicional ágape con el que se despedía a todas las tripulaciones ya no llegó a celebrarse.

La última jornada de navegación fue muy similar en sus condiciones a la del sábado, con una mañana expléndida para la navegación de los barcos que integran la clase Snipe. La regata fue organizada por el Club de Regatas de Galicia.