Tras largos meses de espera, el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto Terra Mundis daba el pistoletazo de salida en los tramos ourensanos, dejándo un rallye de infarto hasta la última especial, en la que finalmente Pepe López se hacía con la victoria.

En una mañana marcada por las neutralizaciones debido a las salidas de carretera de Daniel Alonso, Daniel Álvarez y Emilio Vázquez -afortunadamente sin mayores daños que los materiales- era José Antonio 'Cohete' Suárez el que tomaba la delantera, tras marcar tres de los cuatro scratchs posibles, seguido muy de cerca por el vigente campeón de España, Pepe López y su Citroën C3 R5. Iván Ares no era capaz de seguir el ritmo del dueto de cabeza, situándose tercero a más de 20 segundos. Por su parte, Monarri, en su estreno a los mandos de un R5 era cuarto, e Iago Caamaño quinto. En la copa Suzuki, el piloto local Diego Félix lideraba con 6,3 de renta sobre Miguel García, Juan Carlos Castro era tercero a 13,4 segundos; cerrando el top 5 de la copa de promoción Pablo Pazó y Aarón Zorrilla a 24,3 y 27,3 segundos del líder respectivamente.

La tarde comenzaba de la misma manera que la mañana, José Antonio Suárez salía al ataque en las dos primeras especiales logrando hacerse con el scratch en ambas, aumentando su renta hasta los 6,4 segundos respecto a Pepe López. Ares se descolgaba aún más de la cabeza, pero se afianzaba en el tercer puesto del pódium, por delante de un Alberto Monarri que cada vez se iba encontrando más cómodo a los mandos de su nueva montura.

Con todo por decidir, López y Suárez salían a por todas en la última especial (que además puntuaba extra al ser el TC+), pero saltaba la sorpresa a falta de 6kms para llegar a la meta, y es que Suárez pinchaba y se veía obligado a parar para cambiar el neumático, perdiendo toda opción a victoria y cayendo hasta la cuarta posición final, tras un rallye en el que el asturiano había dominado hasta las últimas dos especiales. Iván Ares subía hasta un segundo puesto inesperado para el gallego, cerrando el pódium Alberto Monarri, en un rallye de completa adaptación para el madrileño, que desconocía su ascenso al podio hasta después de su llegada a la asistencia. Suárez finalmente era cuarto, una posición inesperada y que puede ser importante de cara a la final de temporada en la lucha por el campeonato. Quinto acababa Iago Caamaño, en un rallye muy consistente del actual campeón gallego.