Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Último juicio por la caída del exutillero del Arosa

Será en el juzgado de lo social donde García reclama indemnizaciones

Manuel Abalo durante una rueda de prensa del club.

Manuel Abalo durante una rueda de prensa del club. // Iñaki Abella

Arosa, Fundación de Deportes y Concello de Vilagarcía se sentarán en el banquillo del juzgado de lo social de Pontevedra el próximo viernes para hacer frente a la reclamación presentada por el exutillero arlequinado, Pepe García, que se precipitó al vacío desde el tejado de Preferencia mientras recogía balones. La demanda presentada por el exutillero pretende determinar la responsabilidad civil y las indemnizaciones económicas a las que deben hacer frente estas entidades, reclamando García unos 400.000 euros por los daños sufridos en su día.

Este juicio se iba a celebrar haced ya un año, pero tuvo que aplazarse sin fecha definida hasta que el juzgado ha decidido celebrar el proceso. Hasta el momento, el club arlequinado ha tenido que desembolsar 200.000 euros por el caso del exutillero, que sufrió una aparatosa caída en 2015 al ceder la cubierta de la grada de Preferencia de A Lombva, a donde le había subido un operario municipal en una grúa a recoger balones.

El presidente del Arosa, Manuel Abalo, es el que más ha sufrido con esta situación. El presidente de la entidad arlequinada se encontró con la apertura de un proceso penal en el que la acusación realizaba una petición de cárcel de hasta tres años por lo ocurrido. Aquella situación desató una oleada de apoyos de todo el fútbol modesto en favor del vilagarciano. Esa amenaza que pendía sobre la cabeza de Abalo acabó desapareciendo el pasado mes de marzo, cuando se llegó a un acuerdo entre las partes que daba carpetazo a la vía penal y evitaba al presidente arlequinado el mal trago de una condena.Ahora queda afrontar el juicio civil en el que la acusación particular reclama a todas las entidades implicadas unos 400.000 euros, mientras la Fiscalía reduce esa cantidad a 150.000. Una vez resuelto, será el punto y final a un largo conflicto que arrancó en abril de 2015.

Compartir el artículo

stats