16 de marzo de 2020
16.03.2020
Faro de Vigo
eventos deportivos

Ante un golpe mortal de incertidumbre

El aplazamiento de torneos previstos para Semana Santa por el estado de alarma dificulta su celebración

16.03.2020 | 02:15

Si el estado de alarma ya se ha cobrado la lógica suspensión de cualquier competición deportiva oficial, en la misma tesitura se encuentran los eventos, si bien el estado de indefinición respecto a las fechas es mayor en su caso. La próxima Semana Santa es el primer entuerto a resolver, unos días en los que el fútbol y el baloncesto son los deportes que más visitantes atraen a la comarca.

Si bien el estado de alarma es hasta el próximo 29 de marzo y los primeros torneo programados se celebrarían entre el 8 y el 12 de abril, ninguna de las organizaciones consultadas ven un escenario óptimo para que se pueda disputar en esas fechas ningún tipo de competición, ni oficial ni amistosa.

En el caso del Arousa Fútbol-7 ya se está barajando un cambio de fechas para el mes de septiembre. Un corrimiento en el calendario que también afectaría evidentemente a su fase final prevista para el último fin de semana de mayo porque, como asegura su portavoz Alberto Diz, "hablamos de dos partes de un todo. La fase previa es primordial para la celebración de la fase final y no concebimos una sin la otra".

El volumen organizativo unido a la premura de fechas obliga a anticipar posibles escenarios. Más aún cuando en el caso del AF7 que tenía previsto celebrarse en Ribadumia, "hablamos de una previa de 80 equipos, con muchas personas de muchos sitios involucradas y con la escasa probabilidad de que la situación sanitaria esté resuelta antes de Semana Santa".

La situación obliga además a decisiones rápidas puesto que también hay muchos intereses económicos en juego. Acerca de la suspensión de todos los eventos como posibilidad, Alberto Diz deja claro que "nosotros tenemos muchos billetes de avión cerrados para equipos de la fase final. Tenemos un año de margen para reubicar esos vuelos, pero si no es un dinero que se perdería, por lo que pensar en un suspender ni nos lo planteamos".

Por motivos varios el mes de septiembre se vislumbra como el plazo más adecuado para celebrar tanto la fase previa como la fase final, si bien al tratarse de jugadores que cambiarán de categoría el próximo verano es muy probable el flexibilizar la participación para que los mismos jugadores que iban a participar en las fechas iniciales puedan hacerlo en la nueva.

"Necesitamos cuanto antes poner un plan encima de la mesa para que los clubes participantes, y hablamos de clubes de lo mejor de Europa, puedan contar con nosotros en unas fechas en las que posiblemente tengan muchísimas más posibilidades abiertas. Todo ello suponiendo que a partir de finales de agosto haya nuevamente una dinámica de inicio y fin de las temporadas como de costumbre", añade el portavoz del Arousa Fútbol-7.

El Memorial Miguel Ángel González Estévez también asume un cambio de fechas. El torneo se iban a celebrar el fin de semana previo a la Semana Santa y se resigna a una reubicación temporal con el mes de junio como primera opción.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook