Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol - Tercera División

El Arosa, ante el muro llamado Guillén

El portero del Compostela acumula 507 minutos sin encajar y está cerca de un récord

Los vilagarcianos han visto portería en sus seis últimas salidas del curso. // R. Grobas

Los vilagarcianos han visto portería en sus seis últimas salidas del curso. // R. Grobas

El Compostela-Arosa apunta a cita importante en el devenir de la temporada. Muchos son las recompensan que esperan detrás de un resultado positivo tanto para uno como para otro equipo. Segundo y quinto en la clasificación los tres puntos tienen mucho peso tanto en términos numéricos como en intangibles.

Las trayectorias de ambos rivales es otra de las cuestiones que entra claramente en juego en la previa del encuentro. En este sentido hay un aspecto que destaca especialmente. Nos referimos a los 507 minutos que acumula el Compostela sin encajar ni un solo gol.

La última vez que Pato Guillén, portero compostelano, recogió un balón del fondo de las redes que guarda fue concretamente el 20 de octubre en el partido ante el Estradense en San Lázaro que concluyó con un 3-2. Desde entonces son cinco partidos completos, sumados a 57 minutos más en A Estrada, el tiempo que acumula el portero hispano-uruguayo sin encajar ni un solo gol.

En Santiago ya se habla de que el récord de imbatibilidad de la temporada 1989/90, con Docobo en la portería, está cerca de batirse. A Pato Guillén solo le hacen falta 146 minutos más para conseguirlo, es decir, un partido y medio para poder entrar en el capítulo de leyendas de la entidad.

Por si fuera poco, desde la llegada de Iago Iglesias hace cuatro temporadas al banquillo del Compostela, nunca se había conseguido una racha tan larga dejando su portería a cero. Estos hechos hacen que el Arosa tendrá todavía más estímulos de los habituales para ver puerta y, sobre todo, sacar un resultado positivo.

Además, frente a la condición que están mostrando los compostelanos de defensa numantina de su portería, el equipo de Rafa Sáez opone también números que invitan a un equilibrio de fuerzas cuanto menos. Y es que si los santiagueses llevan 507 minutos sin encajar, el Arosa ha sido capaz de ver puerta en diez de las once jornadas que acumula sin perder. Solo el día del Ourense, líder de la categoría, en A Lomba fue infiel a su habitual cita con el gol.

Por otro lado, la dinámica semanal del equipo arlequinado está marcada por la recuperación de jugadores como Pacheco y Róber. En el caso de este último habrá que esperar a las horas previas al encuentro para poder confirmar su disponibilidad a razón de la evolución de su lesión muscular.

Compartir el artículo

stats