06 de septiembre de 2019
06.09.2019
Fútbol - Tercera

Un ascendido rocoso y camaleónico

El Estradense luce una plantilla larga y diferentes alternativas para afrontar un partido

06.09.2019 | 02:30
El Arosa regresa a A Lomba con el objetivo de superar la derrota en O Couto. // Iñaki Abella

El Arosa regresa el próximo domingo a A Lomba (18.00 horas) con el objetivo de resarcirse de lo acontecido el pasado fin de semana ante la UD Ourense. Los arlequinados reciben en su campo a un recién ascendido, el Estradense, que parte con el objetivo de la salvación, pero que lleva tras años con un proyecto liderado por Alberto Mariano que le han convertido en una escuadra muy difícil de superar y con muchas alternativas a la hora de preparar cada encuentro.

El equipo de Terra de Montes maneja varios sistemas, muchas veces, adaptándose a la forma de jugar del rival, una circunstancia permitida por la plantilla amplia con la que cuenta donde cualquiera puede ser titular. De hecho, tan solo Brais Vidal es prácticamente imprescindible en el equipo, ya que el resto de jugadores pueden alternar dependiendo del rival. Además de la amplitud de plantilla de la que dispone Mariano, el Estradense maneja un grupo en el que se conjuga veteranía, con nombres como Manuti, Javichu o Fafú (exArosa), con juventud no exenta de calidad, como es el caso de Ube, Porrúa o Piñeiro, jugadores de poco más de veinte años que han llegado al equipo para tratar de dar ese salto que se necesita para mantenerse en la categoría. La única fisura con la que se ha encontrado Mariano ha sido la posición de delantero centro, donde está corto de efectivos a causa de las bajas.

Esa amplitud de plantilla también le permite al equipo estradense lucir un despliegue físico importante, una característica que le funcionó muy bien la pasada temporada, cuando acabaría ascendiendo a la Tercera División.

Aunque comenzó el primer encuentro cayendo como visitante ante el Arzúa, el Estradense se suele mostrar como un equipo correoso cuando viaja lejos del Novo Municipal, muy difícil de superar y al que no le importa ceder el control del balón. En la derrota de Arzúa, el equipo pagó un poco la novatada de su regreso a Tercera División después de muchos años en la Regional Preferente, una circunstancia que no se volvió a repetir en el segundo encuentro de liga, donde el Estradense venció por la mínima al Paiosaco, un rival directo, pero tuvo controlado el encuentro en todo momento y gozó de muchas más ocasiones que la del tanto, que acabaría siendo anotado por Brais Calvo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas