09 de abril de 2019
09.04.2019
Faro de Vigo
balonmano - Primera División Nacional

El buen partido del Rasoeiro se queda sin premio en Lalín

Los grovenses completaron 54 minutos a un excelente nivel - La salvación sigue a un punto de distancia a falta de tres jornadas

09.04.2019 | 02:23
La defensa azul se empleó a tope en Lalín. // Bernabé/Ana Agra

Gran partido del Calmear Rasoeiro que, pese su corto número de efectivos, mantuvo un pulso encomiable con el todopoderoso Lalín que pelea por el ascenso, y al que tuvo en jaque durante 45 minutos.

Amparados en una gran defensa y en un inconmensurable Adrián en portería, el Rasu mandó todo el primer tiempo. Tres goles de Sergio y uno de Bruno, le pusieron tres arriba (3-6). Y esa delantera ya no la perdieron, acercándose el Lalín en el 17 a la mínima (7-8), pero acabaron cediendo de nuevo al estrellarse con una defensa numantina de los grovenses que, con un parcial de 0-5, catapultaba el electrónico a un 7-12, y se quedaba en el 10-14 del descanso. En portería, un Adrián que, en su haber, había protagonizado diez paradas en ese primer tiempo.

Los primeros minutos de la segunda parte fueron determinantes para invertir la dinámica, con protagonismo entonces para los laterales del Lalín, que ejercieron como lanzadores materializando un parcial de 6-0 de salida con tres tantos de Dacosta, dos de Pedreira y uno de Losón, que devolvía la ventaja a los locales (16-14).

Más no se vinieron abajo los de Quito Parada que siguieron peleando el choque para empatar en el 41 (17-17). Ahí parecía llegar la puntilla para la resistencia grovense al encajar 4-0 de parcial que abrió brecha de cuatro para los locales. Aún contra las cuerdas se revolvió el Rasu para reaccionar y engancharse al partido nuevamente, con un gol de Sergio que le ponía a uno (23-22). Pero los azulones no lograron hacer más dianas en esos últimos seis minutos, mientras el Lalín contestó con cuatro acciones consecutivas con sendos goles de Uxío y Roberto, más dos de Gil que pusieron el 27-22 final, propiciado ya por los cambios de Quito Parada pues ordenó en los últimos compases dar minutos a todo sus todos sus jugadores cuando veía el partido perdido.

El Rasoeiro regresaba así de tierras dezanas con sabor agridulce, sumando al buen partido de Adrián, el de Bruno, Sergio y Correa, bien secundados por el plantel que regresaba con la miel en los labios. En la otra cancha, por donde pasaban las opciones de mantener la categoría el Rasu, corazón en vilo para los grovenses, y donde al final la suerte sonrió a sus intereses al caer el OAR por la mínima en A Cañiza por 34-33. Ello permite mantener esa lucha a falta de tres jornadas para el final, con el Calmear Rasoeiro, penúltimo en puesto de descenso con 11 puntos, a uno del OAR con 12.

La siguiente jornada, rival inaccesible en O Grove ante el Calvo Xiria, segundo clasificado, peleando de lleno por el ascenso, mientras que el OAR recibe a un Seis do Nadal en mitad de tabla, y en un partido muy peligroso para los intereses grovenses, dado que un triunfo coruñés complicaría en extremo las posibilidades de la permanencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook