02 de abril de 2019
02.04.2019
balonmano - Primera División Nacional

El Rasoeiro se apaga tras el descanso

La buena primera mitad no tuvo continuidad ante un Oviedo que mantuvo el ritmo

02.04.2019 | 01:49
La amenaza del descenso está cada vez más presente para los azules. // Muñiz

El Calmear Rasoeiro cedió ante el poderío ovetense tras un gran primer tiempo, en que los grovenses mantuvieron el pulso. Una derrota que ahora deja al Rasu en un mano a mano con el OAR coruñés por evitar esa penúltima plaza que condena al descenso, una plaza que por ahora ostenta el Rasu con 11 puntos, uno por debajo del OAR que le precede con 12, y a cuatro jornadas para el final de la liga.

Ante el Oviedo dio su mejor versión el Rasoeiro, en una primera mitad entregado a una defensa numantina, bien aleccionada con la consigna de evitar el letal contragolpe asturiano. Y lo logró minimizando las pérdidas de balón, hasta el punto de los ovetenses sólo fueron capaces de sacar una única contra en todo el primer tiempo.

Amparados en esa férrea defensa, los locales no le perdían la cara al partido. Se alternaron los empates y las rentas mínimas para los ovetenses, hasta que en el 19, por primera vez en el partido, el Unión Financiera abría ventaja de dos, con gol del extremo Huerta (7-9). La renta visitante subió luego a cuatro que Nacho recortaba a falta de 20 segundos para irse al descanso con un 12-15.

El regreso a cancha vino marcado por dos acciones ovetenses, tras errores locales en pases interiores al pivote, que culminaron con goles Menéndez y el omnipresente Huerta (12-17). Y es que esa brecha de cinco, ya en el 33, empezó a pesar como una losa para el Rasoeiro, que pronto lo empezó a pagar anímica y físicamente. Así las cosas la renta visitante crecía a 8 en el 40 (15-23), para romper definitivamente el partido, llegando luego a los psicológicos diez tantos de diferencia en el 50 (18-28), y una máxima de 11 en el 54 (19-30), con gol de Díaz, y que se quedaba al cabo en el 22-31 final.

Por delante ahora cuatro jornadas, las dos primeras inaccesibles para el Rasu ante los poderosos Lalín y Xiria. Todo pasa por ganar los dos últimos partidos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook