27 de febrero de 2017
27.02.2017

Un factor diferencial llamado eficacia

El Ribadumia se hizo con el derbi ante el Villalonga con un único disparo a portería - Los celestes tuvieron varias ocasiones claras para salvar al menos un punto - Perfecta triangulación en la acción del único tanto

27.02.2017 | 02:03
El celeste Filgueira presiona el control de Fran Fandiño en una acción de banda. // Iñaki Abella

El derbi de A Senra se quedó en A Senra. Y eso que el Ribadumia solo fue superior al Villalonga en la efectividad de cara a portería haciendo gala de un minimalismo de fútbol ofensivo en el que bastó la clarividencia de Changui para hilvanar la jugada que, a la postre, resultaría determinante.

La tensión con la que saltaron los visitantes a la alfombra que es el césped de A Senra superó con creces a la de su rival. La presión alta ordenada por Antonio Fernández incomodó muchísimo a los locales, incapaces de dar tres pases seguidos. Las superioridades defensivas en banda permitieron a los celestes recuperar y correr ante un Ribadumia totalmente superado en lo táctico y en lo físico.

La superioridad celeste se cobró su primera ocasión en un envenenado centro desde la izquierda de Aarón al que Pazos no llega a puerta vacía. Escasos instantes después nuevamente Aarón recibe a la espalda de los centrales en el vértice del área pequeña y trata de salvar la salida de Manu Táboas por abajo, pero su remate se pasea lentamente por delante de la línea de gol yéndose fuera por muy poco.

Tal era el dominio del Villalonga que el partido se jugaba en una única dirección con Iván Parada de auténtico espectador. El repertorio de intentos de gol aumentó con un disparo lejano de Mota y un mal control de Adrián Santos en una acción a balón parado que le impidió un remate franco.

Tanta fue la energía puesta en práctica por los visitantes en el arranque que tras la primera media hora el Ribadumia fue capaz de desahogarse a través de una mayor tenencia de la pelota. Su rival bajó su intensidad y los espacios comenzaron a aparecer. Con todo ello se llegó al descanso sin un solo disparo a portería por parte de los aurinegros.

Ya en la segunda mitad la presión del Villalonga ya no fue tan sincronizada. A ello se le añadió el hecho de que los locales salieron más enchufados y, cuando nadie se lo esperada, una pérdida de balón en mediocampo originó un contraataque iniciado por un buen pase de Anxo al desmarque de Changui y éste, de primeras, sirvió un perfecto pase por abajo a la llegada de Fandiño al segundo palo que marcó a placer en el primer tiro a portería de su equipo.

No desfallecieron los celestes que siguieron mirando fijamente hacia la portería rival. Aarón tuvo casi a continuación el empate tras una falta que Renda le dejó perfecta para rematar solo delante del área pequeña, pero disparó fuera cuando ya se cantaba el tanto. El propio Aarón confirmó su mal día en el remate tras un servicio de Richi desde la izquierda cuyo disparo anticipándose a la defensa se va fuera muy cerca del poste.

El Ribadumia trataba de explotar los espacios que dejaba su rival. En uno de esos intentos Changui llegó forzado a un mano a mano que salvó Parada. Pero los celestes volvieron a la carga y Aarón volvió a disponer de un remate solo en el punto de penalti que también mandó fuera a falta de escasos minutos para la conclusión.

Perseveró el cuadro de San Pedro apelando incluso al efecto Alexanco situando a Adrián Santos de delantero centro. Cualquier situación era buena para colgar el balón al área, pero la defensa aurinegra no estaba por la labor de dar más concesiones y no dejar escapar tanto premio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendario laboral y escolar 2018/2019

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2018/2019 .