El Portomar Cortegada maneja alicientes de sobra para el partido que esta tarde (19 horas) le medirá al León Cuna del Parlamentarismo en su pabellón de San Esteban. El más importante es el de cortar de raíz la dinámica negativa en la que han entrado las vilagarcianas y que se ha cobrado derrotas en las cuatro jornadas precedentes.

Bien es cierto que la fase del calendario que completaron las de Rubén Domínguez en el último mes no fue, ni mucho menos, el más propicio tras recibir en Fontecarmoa a los dos primeros clasificados, Ensino y Universitario de Ferrol, y visitar las difíciles canchas del Universidad de Oviedo y el Celta.

Para olvidar este mala racha nada mejor que ganar en cancha leonesa a un rival con el que presenta un empate a siete victorias. En caso de conseguirlo, el equipo vilagarciano volvería a situarse a las puertas de los cuatro mejores, si bien ese no el objetivo con el que partía inicialmente el equipo.

Una de las principales batallas del encuentro será la que se resuelva debajo de tableros. Ahí las pívots vilagarcianas tendrán una complicada labor a la hora de rebajar la producción habitual de la norteamericana Jennifer George y que hace palpable en unos números de 18,2 puntos y 12,4 rebotes por encuentro.