El Campeonato Gallego de combate celebrado en Cangas tuvo en el Club Olimpic de Vilagarcía a uno de sus más destacados protagonistas. El buen hacer de los pupilos de Miguel Ángel Cuevas quedó refrendado en un total de once medallas en las diferentes categorías. Además, lideraron la clasificación absoluta masculina para finalizar en la segunda posición de la general definitiva.

Aida Mondragón Chorén obtuvo el oro en el peso pesado de la categoría cadete después de superar en la final a su compañera de club Aitana Rodríguez Porto que sumó una plata. Ya en el peso superligero, Rebeca Pérez Suárez sumó un bronce, mismo metal que el obtenido por Jonathan Nogueira Aragunde en el peso minimosca.

En la categoría júnior se añadieron cuatro bronces más a la cosecha de medallas. Corrieron a cargo de Juan Luis Millán Pérez (minimosca), Iván Meléndez Serantes (semimedio), Diego Comesaña Aragón (mosca) y Tamara Guerrero Núñez (superligero).

Ya en la categoría absoluta destacó el oro conseguido por David Alonso Teixeira en el peso pluma. También subió al primer cajón del podio Alberto Fernández Castaño en el peso superligero mientras que en el peso medio, Benito Fernández Abalo, obtuvo la medalla de plata.

Miguel Cuevas valoró los resultados obtenidos como "la confirmación del buen trabajo que están realizando estos competidores noveles. Es un campeonato de iniciación, pero los resultados invitan a ser optimistas".

Por otra parte, el club también celebra la plata obtenida por Lúa Piñeiro en el reciente Open Internacional de Luxemburgo pese a que una polémica decisión arbitral privó a la taekwondista caldense de sumar el oro ante la contrincante belga.