20 de enero de 2007
20.01.2007
En la penúltima etapa

Fallece el francés Aubijoux de un paro cardiaco en el Dakar

20.01.2007 | 19:05

El piloto francés Eric Aubijoux, de 42 años, falleció hoy víctima de un paro cardiaco en el tramo de enlace de la penúltima etapa, entre las ciudades senegalesas de Tambacunda y Dakar, informó la organización.

Es la segunda víctima mortal en esta edición del Dakar, tras el fallecimiento el pasado día 9 en una caída del sudafricano Elmer Symons, lo que deja en 51 el total de fallecidos en la historia del rally.

Su pareja sentimental había asistido hoy al inicio del tramo cronometrado de la jornada y fue en Senegal donde se enteró del deceso de Aubijoux.

El piloto completó la etapa de la jornada en el puesto 26, a más de 23 minutos del ganador, pero todavía le restaban por cubrir 227 kilómetros de enlace hasta llegar a Dakar.

A quince de la capital senegalesa, Aubijoux sufrió un desmayo que le hizo bajar de la moto.

Víctima de un síncope, el piloto francés no pudo ser reanimado por los servicios médicos que le atendieron.

Aubijoux, apasionado del motocross, era un viejo conocido del Dakar, en el que completaba su sexta edición, sin embargo, había estado ausente en las dos últimas.

En 2005 decidió tomarse un respiro tras cinco participaciones consecutivas y al año siguiente no pudo prepararse adecuadamente para entrar en el nivel de exigencia del rally, por lo que también estuvo ausente.

Este año volvió a participar y ocupaba el puesto 23 de la general al término de la etapa de hoy.

No era su mejor año, puesto que en 2001, durante su segundo Dakar, terminó en el puesto 16.

Sólo abandonó en 2002, cuando se fracturó un hombro durante el paso del rally por Marruecos.

Pocas veces se perdía una carrera de motocross en Francia y participó en dos decenas de ocasiones en el enduro de Touquet, al norte de París.

Además de la moto, el quad era otra de sus pasiones y a lomos de uno logró, el año pasado, el cuarto puesto en el rally de Túnez, uno de sus mejores resultados.

Al manillar de una Yamaha 450, Aubijoux se había puesto como objetivo llegar de nuevo a Dakar. "Sólo he abandonado en una ocasión, si lo hubiera dejado en muchas, no tendría ganas de volver", indicó.

Sin asistencia técnica, el piloto se arreglaba él mismo la moto y por eso confesaba que adoraba la arena, porque sobre esa superficie las ruedas se gastan menos.

A falta del paseo de mañana por el Lago Rosa, el Dakar se cierra con un balance de dos víctimas.

Symons sufrió un accidente mortal durante la cuarta etapa, exactamente un año después del fallecimiento del australiano Andy Caldecott.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Deportistas, héroes y solidaridad

¿Qué hace un madrileño del barrio de Chamartín en pleno Mozambique?