04 de enero de 2007
04.01.2007
LUGO [2] - CELTA [3]
 

El Celta alza la Copa Xunta

04.01.2007 | 01:00
Los jugadores de los dos equipos portan la bandera gallega antes de inciarse la final jugada ayer en el Anxo Carro. / El Progreso

Baiano resuelve en diez minutos una entretenida e igualada final en el Anxo Carro.

2 - LUGO
Javi; Pinino, Germán, Aira, Carril, Oscar, Richard (Muiña, minuto 64), Pablo Rodríguez, Pablo Martínez, Angel Cuellar (Sergio Arias, minuto 3) y Marcos Suárez (David Mígueles, minuto 76).

3 - CELTA
Esteban, Ángel, Lequi, Tamas, Placente, Pablo García (Fernando Baiano, minuto 71), Núñez (Nené, minuto 46), Jorgue, De Ridder (Gustavo López, minuto 46), Cannobio y Jesús Perera.

Goles: 1-0, min. 63: Marcos Suárez, a pase de Sergio.1-1, min. 65: Canobbio tras una buena jugada trenzada por Ángel y Lequi. 1-2, min. 74: Baiano, en jugada personal. 2-2, min. 81: Sergio aprovecha un rechace en el área. 2-3, min. 83: Nené, de cabeza, tras rechazar el larguero un disparo de Baiano.

Árbitro: Docabo Otero del colegio ourensano. Regular actuación. Le mostró tarjetas amarillas a Oscar y Sergio de Lugo y a Lequi, Ángel y Pablo García del Celta.

Incidencias: unos 3.000 aficionados presenciaron este partido que se disputó en el estadio Anxo Carro. El secretario xeral para o Deporte, Santiago Domínguez Olveira, hizo entrega del trofeo de campeón al capitán celeste, Ángel.

El Celta alzó ayer la Copa Xunta, título recientemente instituido que le acredita como el mejor de los equipos gallegos del momento. El grupo de Vázquez conquistó el trofeo tras superar al al modesto Lugo, de Segunda División B, en una igualada y entretenida final que se resolvió del lado céltico gracias al talento de Fernando Baiano, una vez más decisivo, al que bastaron diez minutos sobre la cancha para inclinar la balanza. El artillero brasileño saltó al césped del Anxo Carro en el tramo final del encuentro, marcó el segundo gol del Celta y entregó en bandeja a Nené el que significó la victoria.
El conjunto de Fernando Vázquez tuvo, sin embargo, que emplearse a fondo para superar a un rival tan motivado como combativo, que le plantó cara durante todo el primer tiempo y se adelantó en el marcador al poco de iniciarse la segunda parte (min. 63) gracias a un contragolpe conducido por Sergio y bien definido por Marcos Alonso, que supera en el mano a mano a Esteban.
Empató enseguida el (min. 65) el Celta con un gol de Cannobio a pase de Lequi tras una bella acción trenzada entre Ángel y el defensa argentino, que se metió hasta la cocina antes de servir al uruguayo un pase mortal de necesidad. El tanto templó el juego del equipo de Vázquez, que se adueñó de la situación.
La entrada en el campo de Fernando Baiano fue, no obstante, el punto de inflexión de la reacción del Celta que, en el minuto 73, desequilibró el marcador precisamente en una formidable acción individual del delantero de Sao Paulo.
Aún tuvo arrestos el Lugo para empatar de nuevo (2-2 en el minuto 80) con un gol de Sergio Arias ,que aprovechó un rechace en el área. La alegría en el bando local duró hasta que Nené, en el minuto 83, aprovechó el rechace en el larguero de otra maravilla de Baiano para establecer el 2-3 definitivo. Al margen de constatar que el delantero centro del Celta continúa en estado de Gracia, una de los aspectos más interesantes del choque fue el buen papel del uruguayo Pablo García, que disputó a un nivel más que aceptable más de setenta minutos. El uruguayo actuó como único medio centro en un sistema 4-1-4-1 que podría repetirse el domingo en Sevilla si se confirman la baja de Oubiña, pues Iriney está descartado para el choque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook