10 de enero de 2006
10.01.2006
motor - Rally Lisboa-Dakar

El desierto se cobra otra vida

10.01.2006 | 01:00
El australiano Caldecott celebra su triunfo en la primera etapa del Dakar, entre Nador y Er Rachidia.

El australiano Andy Caldecott se convirtió ayer en la víctima número 41 de la prueba.

El australiano Andy Caldecott (KTM) falleció en el transcurso de la novena etapa de la edición 2006 del Rally Dakar, la vigésimo octava, camino de la población mauritana de Kiffa, en donde se impusieron los franceses Stephane Peterhansel (Mitsubishi Montero) y Cyril Despres (KTM).
El Dakar, a pesar de todas las medidas adoptadas tras los dos fallecimientos del pasado año, el italiano Fabrizio Meoni y el español José Manuel Pérez, se ha cobrado su víctima número 47 con el accidente mortal de Andy Caldecott, quien se cayó más o menos en el kilómetro doscientos cincuenta de la jornada, en un sector bastante rápido.
La organización de la carrera se enteró del accidente aproximadamente a las 11:31 horas y el helicóptero de asistencia rápida llegó al lugar en torno a las 11:55, pero los médicos sólo pudieron certificar la muerte del piloto.
Andy Caldecott, de 41 años, disputaba su tercer Dakar y el mejor resultado había sido el sexto puesto en 2005, mientras que en la actual edición era décimo y había ganado la tercera etapa, entre Nador y Er Rachidia.
Mochilero
Caldecott no iba a disputar la carrera al no encontrar equipo y presupuesto suficiente, pero la lesión del español Jordi Durán le permitió sustituirlo para hacer las veces de "mochilero" del propio Marc Coma.
El piloto estaba casado, tenía una hija, y era propietario de una tienda de bicicletas en Australia.
Campeón cuatro veces del rally Safari de Australia, el participó por primera vez en el París-Dakar en el año 2004, gracias a la ayuda monetaria recibida por amigos y familia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Deportistas, héroes y solidaridad

¿Qué hace un madrileño del barrio de Chamartín en pleno Mozambique?