Baloncesto/Fútbol sala

Salesianos celebra su pasado y su presente

Más de 400 jugadores y leyendas de la entidad participaron en su primera gala

Foto de familia en el teatro de Salesianos.

Foto de familia en el teatro de Salesianos. / Cedida

REDACCIÓN

Innovación y tradición. El Club Baloncesto Salesianos, fundado en 1972, una de las canteras viguesas más prolíficas y de más larga trayectoria, ha estrena su gala de fin de temporada. Esta primera edición, celebrada en el teatro del colegio María Auxiliadora, también contó con los jugadores de la sección de fútbol sala; en total, 400 deportistas y otros tantos familiares.

Un acto formal pero muy emotivo en el que desfilaron cada uno de los 30 equipos de baloncesto y fútbol sala. Kike Celeiro, profesor, directivo y entrenador, ejerció como maestro de ceremonias. De los discursos se encargaron el alcalde, Abel Caballero; el director del centro, Miguel Sánchez, y el coordinador de baloncesto, Óscar Carbajo. También asistieron el concelleiro de Cultura, Gorka Gómez, y el presidente de la Federación Gallega de Baloncesto, Julio Bernárdez.

Abel Caballero se dirige a los jóvenes deportistas.

Abel Caballero se dirige a los jóvenes deportistas. / Cedida

Sin duda, el momento más esperado de la gala fue el de la entrega de galardones a los mejores deportistas de la temporada, empezando por un mejor quinteto votado por los entrenadores: Isabella Villar (Júnior Femenino A), Mosés Fares (Benjamín Masculino A), Daniela García (Infantil Femenino A), Almudena Fernández (Cadete Femenino A) y Álberto Pérez (Sénior Masculino). El mejor jugador de la temporada en fútbol sala fue Martín Iglesias (Benjamín Masculino) y el maximo goleador, Daniel Lago (Pre-Benjamín A). Como mejor equipo se premió al Benjamín Masculino A, que ha sido campeón de Vigo y comarca y de Galicia.

Los equipos fueron desfilando por el escenario.

Los equipos fueron desfilando por el escenario. / Cedida

A lo actual le siguió lo histórico, con un entrañable homenaje a figuras que en el pasado han destacado por su esfuerzo, dedicación y cariño a la entidad. El premio “entrenador de leyenda” se le concedió al alimón a Juan Naveira y Tante Pérez. El rector de la Universidad de Vigo, Pachi Reigosa, recibió el premio a la “trayectoria de leyenda” por su aportación como jugador, entrenador, padre y coordinador. Y al propio Kike Celeiro, el específico de “coordinador de leyenda”, ya que él se encargó de relanzar la sección de baloncesto en torno al año 2000, cuando el patio del colegio era un solar. Como “directivo de leyenda” se ha elegido a Javier Yebra, que ha sido el motor económico de la entidad, ejerciendo un liderazgo silencioso.

Los familiares de los jóvenes disfrutaron del acto.

Los familiares de los jóvenes disfrutaron del acto. / Cedida

Falta el homenaje más sentido, el de “salesiano de leyenda”, para Amador Lama, salesiano responsable del baloncesto en el colegio entre 1969 y 1995, tutor de figuras como Quino Salvo, Julio Bernárdez, Pachi Reigosa y Juan Naveira y mentor de entrenadores trascendentales como Juan Ayres y Martínez Terzado.

Juan Everman, durante su discurso.

Juan Everman, durante su discurso. / Cedida