Fitness

Sin límites

El vigués Zarta bate el récord español de dobles junto al madrileño Arango en la emergente modalidad de Hyrox

Arango y Zarta celebran su récord.

Arango y Zarta celebran su récord. / Hyrox Valencia

Armando Álvarez

Armando Álvarez

La pelota golpea la diana por centésima y última vez. Cristhian Zarta y Alberto Fernández Arango observan la pantalla y se abrazan. Acaban de batir el récord nacional de Hyrox. Una modalidad de fitness de reciente creación y popularidad efervescente en todo el planeta, que aporta homogeneidad en comparación con disciplinas similares como el crossfit. Zarta y Arango, antiguos compañeros de la Brilat, uno ya licenciado y otro aún en servicio, salen de la feria de Valencia, donde se ha celebrado el evento, con el derecho a competir en el Mundial. Será en Niza el próximo junio.

El currículo militar los reunió y la pasión por el deporte los hermana. La trayectoria de Zarta ha consistido en una búsqueda constante de retos. Comenzó al galope ya en el cuartel, probó el péntatlon y brilló en OCR, las carreras de obstáculos. En esta disciplina se proclamó campeón del World Team Championships. Su equipo, Los Vengadores, estaba compuesto por soldados. Ha colaborado con la Boot Camp diseñando sus recorridos.

Arango, tirando del trineo, con Zarta detrás.

Arango, tirando del trineo, con Zarta detrás. / Hyrox Valencia

Zarta abandonó el ejército en 2020 para montar un gimnasio en Vigo, el X-One. “El límite lo pones tú”, reza su lema. Zarta se lo aplica a sí mismo. Habiendo colmado sobradamente sus aspiraciones en OCR, hace un año que se entregó al Hyrox.

Este sistema de entrenamiento y competición fue creado en Alemania por el extriatleta Christian Toetzke y el ex jugador de hockey sobre hierba Moritz Furste. Lo estrenaron en 2017, en Hamburgo. Consiste en una carrera de ocho kilómetros, combinada con ocho pruebas distintas; tras cada kilómetro, una prueba. En la rutina se reúne lo aeróbico y lo anaeróbico, explorando velocidad, resistencia, explosividad, fuerza... El tiempo que se emplee en completar el recorrido determina el resultado.

De impacto casi inmediato en el mundillo del fitness, la primera oleada del Hyrox, como marca registrada, alcanzó España el 19 de diciembre de 2021, en un evento organizado en Madrid. Zarta supo de él y le sedujeron sus características. No solo lo está practicando. Su gimnasio dispone de la licencia que lo acredita como centro autorizado. “La diferencia principal con el crossfit o el OCR es que no hay incertidumbre con las pruebas”, explica. Mientras que en esos deportes cada campeonato dispone de una gran autonomía en su programación, en Hyrox se repiten siempre rutina, distancias, pesos... Incluso se homologan los aparatos y los materiales. “Hyrox lo ha profesionalizado, por así decirlo. Hoy compites y dentro de un mes tendrás las mismas condiciones. De esa manera, trabajas en base a tu propio tiempo. Es más fácil de preparar”.

Los eventos de Hyrox, que exigen circuitos de 500 metros y las instalaciones adecuadas para las otras pruebas, suelen organizarse en recintos feriales. En el Ifema estuvo Zarza hace un mes, a nivel individual. El Hyrox también se puede afrontar en relevos de pareja del mismo sexo o mixta. Al planificar la cita de Valencia, sin embargo, se decantó por el dobles. En esta variante, los dos compañeros deben cubrir juntos cada kilómetro. Sí pueden distribuirse el esfuerzo de las pruebas según sus conveniencias estratégicas.

Alberto Fernández Arango surgió enseguida como socio ideal. Madrileño de nacimiento, conoció a Zarta durante el servicio mutuo en la Brilat. y juntos practicaron OCR y péntatlon militar. Aunque Arango está ahora destinado en la capital, regresa con frecuencia a la base General Morillo y se entrena en X-One. Daniel Arazola López ejerció como su preparador aunque desde la distancia, en Huelva.

Zarta y Arango celebran su récord.

Zarta y Arango celebran su récord. / Hyrox Valencia

La organización oficial de Hyrox cifra sus World Series de 2023 en más de 40 campeonatos y 90.000 atletas. Más de un millar acudieron el pasado fin de semana al recinto ferial de Valencia. “Es una locura. Salíamos en tandas cada diez minutos, desde la mañana hasta la siete de la tarde. Había portugueses, italianos, estadounidenses, australianos...”, detalla Zarta.

Arango y Zarta habían decidido repartirse equitativamente las tareas, pero con un ajuste: como Arango corre más que Zarta, el vigués afrontaba el primer relevo en cada prueba y así recargaba energías para la siguiente carrera mientras Arango completaba lo exigido. La táctica dio resultado. El récord de España en dobles masculino estaba en 53 minutos y 33 segundos. Ellos detuvieron el crono en 53.27.

“La gente está muy enganchada a esto”, destaca Zarta, que extiende sus sueños a la promoción. Galicia todavía no ha acogido una cita de Hyrox. Le encantaría un escenario como el Ifevi. Zarta lo ha hablado con Rubén Patiño,vilagarciano que en 2022 fue el español más rápido de las series. Admite las dificultades: “Solo con ver la organización ya te das cuenta del dinero que hace falta. Es muy caro. Pero estamos luchando. A ver si lo conseguimos”. Y Zarta, ya se sabe, nunca se pone límites.

Rutina del Hyrex.

Rutina del Hyrox. / Cedida

[object Object]

La rutina del Hyrox se ha ideado para que resulte tan equilibrada como exigente, con el frenesí de la lucha contra el cronómetro. Cada uno de los ocho kilómetros de carrera precede a una prueba. Todos los retos se deben completar en su totalidad y de manera secuenciada.

1.Skierg. Máquina que permite simular que se esquía. Se cubre lo equivalente a 1.000 metros.

2.Empuje de trineo. Los participantes deben impulsar un trineo de gimnasio cargado con 150 kilos durante 50 metros.

3.Tirón de trineo. En la siguiente estación se tira de ese mismo trineo mediante una cuerda enganchada a él hasta que recorra 50 metros.

4.Burpees con salto. A la flexión de brazos le sigue un salto de longitud; los necesarios hasta recorrer 80 metros.

5.Remo. Con un remoergómetro se deben completar 1.000 metros.

6.Caminata del granjero. El competidor carga con dos kettlebells o pesas rusas de 24 kilos cada una durante 200 metros.

7.Zancadas con sacos. Esas zancadas, con la rodilla casi tocando el suelo, se repiten durante 100 metros con un saco de arena de 20 kilos a la espalda.

8.Lanzamiento de balón. La prueba que clausura el recorrido. La pelota, tras efectuar una sentadilla, se lanza a una diana situada a 2,7 metros de altura. Según la categoría (hombre o mujer, convencional o pro), el peso es de 5, 6 o 9 kilos y las repeticiones, 75 o 100.

Suscríbete para seguir leyendo