El Celta Zorka ante su gran reto: Os pido una sonrisa

Anne Senosiain, la única que ha disputado fases de ascenso con el club, anima a la plantilla “a disfrutar”

Anne, en un partido contra el Baxi Ferrol.

Anne, en un partido contra el Baxi Ferrol. / ALBA VILLAR

Armando Álvarez

Armando Álvarez

El Celta Zorka Recalvi insiste en regresar a su ecosistema natural. El club, cinco veces campeón de Liga y cuatro de Copa en su actual envoltorio institucional o como heredero de la sección anterior, jamás perdió en la cancha su derecho a la máxima categoría. El presidente Paco Araújo renunció a la plaza en 2012, por responsabilidad financiera. Tras años de austeridad y angustias, la directiva que ahora dirige Carlos Álvarez lleva tiempo empeñada en el retorno. El equipo que dirige Cristina Cantero por octava temporada consecutiva disputará este fin de semana su cuarta fase de ascenso. Por primera vez ejercerá de anfitrión. El Alcobendas será su rival en la semifinal del sábado. Zamora y Paterna protagonizarán el otro duelo. Ferrol ya los espera en Liga Femenina como campeón de la temporada regular.

De la actual plantilla, solo Anne Senosiain ha disputado otras fases con la camiseta céltica –2018 y 2019–. La navarra regresó este verano, y como capitana, tras dos años en Estepona (también jugó la fase de ascenso) y Clarinós. “La temporada ha superado mis expectativas”, asegura Anne. “A principio de temporada no estábamos todas. No sabíamos qué iba a pasar. Empezamos con dudas. Ha sido increíble la mejora tanto individual como del equipo. Ha sido exponencial desde el primer día hasta ahora y nos queda una semana para seguir mejorando. Hemos suplido la falta de experiencia con esfuerzo y corazón. Estoy supercontenta con el grupo humano que hemos conseguido crear y muy orgullosa. Nos queda disfrutar del premio, que es jugar este partido el sábado y si podemos el del domingo, sería genial. Hay que disfrutar de la semana y con todo el entorno”.

[object Object]

El Celta bordeó una gesta milagrosa. En la fase ganó a Ibaizabal (56-72) y Gran Canaria (66-58). Pero la derrota con Adelantados (85-62) condenaba a jugarse el ascenso con un Valencia de plantilla lujosa, en la Fuente de San Luis, ante 10.000 espectadores y con Juan Roig ya acariciando su proyecto dominador del escenario nacional. Se suponía al Celta como víctima propicia. La muchedumbre tembló ante las adolescentes célticas pese a decisiones arbitrales que penalizaron a Carrera en el último cuarto. Lacorzana y Ogoke fallaron buenos triples con 51-51. Anne, otro forzado para ir a la prórroga (51-54). “Los fallamos. Si no tiras, no sabes qué pasará”, se resigna la navarra.

La eliminatoria previa contra Al-Qázeres (53-57, 55-51) las ha curtido en sufrimiento. “Era un cruce muy difícil. Aquí fue un partido superigualado y muy defensivo. Ambos equipos fallamos mucho tanto dentro de la zona como fuera. Nosotras teníamos muy claro que había que llevar el partido al barro, a que fuese físico, a hacerlas sufrir, porque tenían menos rotaciones. Cumplimos nuestro plan. Lo bueno que tenemos como equipo es que cada día aparece una. Sabemos leer nuestras ventajas y jugar con la que está más caliente en ese momento. Regi (Aguilar) generó”.

Anne está dispuesta a asumir el papel que le corresponde como veterana en lo que se avecina. “Cada una tiene su rol. Están bastante definidos. Sabemos qué aporta cada una y todas seremos importantes. Jugamos contra un equipo muy potente. Alcobendas planteará dificultades diferentes en defensa y ataque igual que nosotras. Se trata de ir leyendo el partido”. A ella le tocará quizá “poner un punto de calma cuando las cosas no vayan bien pero para eso también están los entrenadores”. Una “tranquilidad” que ya intentará contagiar “durante la semana” para “animar a todas a que disfruten y sonrían en cada momento. No se puede vivir todos los años una ‘final four’ para ascender”.

[object Object]

Alimentado por el éxito de la anterior campaña, con Carrera floreciendo y buenos refuerzos, el Celta dominó su grupo durante la temporada regular. Pero ese plan perfecto se fue deshilachando conforme se acercaba la fase por culpa de las lesiones: Lacorzana, Montero, Motley, Hildur... Ese estropicio físico determinó una fase decreciente: victoria sobre el Barcelona (84-79) y Adelantados (52-57), derrota ante el Leganés (74-77) en un partido que se dominaba y en castigo, cruce letal con el todopoderoso Campus Promete (54-85). “Llegamos un poquito mermadas. Pero fue un año muy bonito”, se consuela Anne Senosiain.

“Tendremos mucha gente apoyándonos, la de Vigo y nuestros familiares, que se desplazarán. Habrá muy buen ambiente. Muchos partidos en Navia los acabamos sacando gracias al aliento del público. Han estado al pie del cañón y en los momentos claves han apretado. A nosotras nos han motivado. Será un factor fundamental”, asegura la base, que descarta que les angustie la condición de anfitrionas: “Nosotras vamos bastante tranquilas. No nos consideramos favoritas. Todos los equipos tendrán sus opciones y al nuestro le viene bien jugar en casa”.

Zamora era sobre el papel el gran rival del Ferrol para la primera plaza y es el que superó cuartos de final con mayor holgura. “Nosotras hemos ganado un partido y perdido otro contra los tres equipos”, recapitula Anne sobre la temporada regular. “Se ve la igualdad. Serán partidos a cara o cruz. Ganará el que mejor juegue sus cartas; en nuestro caso, defender muy bien. Por ahí pasarán nuestras opciones”.

[object Object]

La inevitable marcha de Raquel Carrera implicó un cambio de ciclo después atravesado por las consecuencias de la pandemia y la reestructuración de la categoría, de Liga 2 a Liga Challenge. Tras no clasificarse para la fase de formato más reducido en 2020, el Celta Zorka Recalvi se dejó sus escasas opciones en su debut en 2021, con cinco minutos para olvidar ante el F.C. Barcelona (66-69). Alcobendas (64-51) sentenció el sueño celeste. En la pasada temporada, el equipo de Cristina Cantero no pudo superar la eliminatoria previa al perder en Zamora por 80-69 tras haber ganado en Navia por 54-49.

Suscríbete para seguir leyendo