La selección de Escocia asaltó de nuevo a Inglaterra en su templo de Twickenham (23-29), le amargó otra vez el inicio del torneo de las Seis Naciones de rugby y obtuvo por tercer año consecutivo la mítica Copa Calcuta.

El XV del Cardo supo resistir cuando peor lo tuvo y con el segundo ensayo en el partido de Duhan van der Merwe, a cinco minutos del final, selló un triunfo de un gran mérito que ahonda en la herida del XV de la Rosa, de cuya dirección técnica fue relevado Eddie Jones por Steve Borthwick tras los malos resultados en 2022, al lograr tan solo cinco victorias en doce encuentros.

Inglaterra tendrá el próximo domingo un compromiso sobre el papel fácil ante Italia, de nuevo en Twickenham, y Escocia recibirá a Gales, que perdió este sábado ante Irlanda, en un partido en el que debe demostrar su ambición y no caer de nuevo en su falta de consistencia y continuidad.

Irlanda, como ocurrió el año pasado, pero esta vez en el Principality Stadium de Cardiff, comenzó su andadura con victoria sobre los galeses por 10-34. Después del 29-7 que el conjunto de Andy Farrell endosó a los ‘dragones’ en la edición precedente, volvió a salir airoso de este enfrenamiento y a confirmar, al menos en el primer periodo, que se presenta de nuevo como una alternativa clara al triunfo final en el torneo, en el que Francia defiende el título.