Baloncesto en silla de ruedas - División de Honor

El Iberconsa Amfiv, anclado en Barajas

Problemas de Iberia obligan a trasladar el partido contra el Econy a esta mañana

Miembros de la expedidión de Iberconsa, durante la espera en Barajas.

Miembros de la expedidión de Iberconsa, durante la espera en Barajas. / REDACCIÓN

REDACCIÓN

El viaje en Canarias se ha convertido en una jornada caótica para el Iberconsa Amfiv. Problemas con los vuelos dejaron anclado al equipo vigués en la península. Su partido con el Econy, con la Copa del Rey en juego, ha sido aplazado a mañana.

Todo comenzaba hoy a las siete de la mañana. A esa hora habían quedado en Peinador para realizar los embarques de equipo y sillas en el vuelo que salía a las 09.00 hacia Madrid, donde cogerían la conexión con las islas. Los sistemas de Iberia habían caído y eso causaba que los servicios de facturación y embarque quedasen detenidos en varios aeropuertos. La propia compañía publicaba un tweet a las 08.52. Comenzaba la odisea para el equipo vigués, encabezado por el presidente, José Antonio Beiro. Ya se podía intuir que el partido de la tarde en el Pabellón Paco Aguilar de Gran Canaria no se podría disputar.

Tres horas después de lo previsto el Iberconsa embarcaba rumbo a Madrid. Pero ya Beiro anticipaba: “No solo dependemos de que lleguen los jugadores y equipo técnico, sino de las sillas de juego. Por experiencia, estas situaciones acarrean complicaciones. Estamos en contacto con el ADM Econy”.

No se engañaba Beiro. El encuentro debía aplazarse a mañana a las 12.30. “Que los sistemas continúen caídos nos ha obligado a buscar opciones y la única factible es salir a las 6 de la mañana en el vuelo Madrid-Canarias. Eso implicará buscar opciones para que el equipo pase la noche en Madrid, embarcar a las 8.00, llegar a las 10.00 y disputar el partido a las 12.30. No es el mejor de los escenarios teniendo en cuenta que nos jugamos una plaza en la Copa del Rey, pero ha sido la mejor opción. No podemos hacer más.”

El Iberconsa iba a salir hacia Vigo mañana por la mañana para estar en casa hacia el mediodía. Ahora el equipo deberá pernoctar del domingo al lunes en Canarias. “Es algo logístico que arreglaremos en las próximas horas pero toda esta situación ha causado una situación incómoda para los jugadores y para el propio club. Ojalá no haya más imprevistos”, concluía Beiro.