Fútbol

De Gondomar a la Premier

Hugo Bueno, formado en la cantera del Areosa vigués, debutó esta semana a los veinte años como titular en el Wolverhampton al lado de Jonny

Hugo Bueno, antes de poner el centro del gol de Traoré.

Hugo Bueno, antes de poner el centro del gol de Traoré. / Wolverhampton

El fútbol vigués ha puesto otra pica en la Premier. Hugo Bueno, a sus 20 años cumplidos el pasado mes de septiembre, se ha convertido en uno de los nombres de la última semana en la principal liga europea tras estrenarse como titular el martes con el Wolverhampton Wanderers. El lateral zurdo, nacido en Gondomar y formado en el Areosa, ha dado un salto espectacular en los últimos días. El pasado fin de semana se estrenó jugando un par de minutos ante el Nottingham Forest, un aviso de lo que llegaría el martes.

Su entrenador, Steve Davis, decidió darle su oportunidad y lo alineó entre los titulares en la visita de los Wolves al Crystal Palace. Hugo Bueno fue el dueño de la banda izquierda del equipo londinense, un lugar que en los últimos años ha ocupado otro vigués, el exceleste Jonny Otto, con el que comparte vestuario. Con el marcador todavía empatado, el de Gondomar se internó por su sector y puso un gran centro al segundo palo para que otro español, Adama Traoré, lo cabecease al fondo de la red. El lateral disputó el encuentro al completo. Logró recuperar tres balones y acertó 33 de los 36 pases que intentó. Lamentablemente, la noche no pudo ser redonda porque el Crystal Palace remontó el marcador en la segunda mitad con tantos de Eze y Zaha. Pero para la historia queda el estreno de otro producto de la cantera viguesa en la Premier League.

Bueno, a la izquierda, trata de robar el balón a un contrario. |  // REUTERS

Bueno, a la izquierda, trata de robar el balón a un contrario. | // REUTERS / m.romero

Hugo Bueno se marchó a Londres con 16 años para enrolarse en las categorías inferiores del Wolves. Su caso fue realmente curioso porque hizo el viaje directamente desde el Areosa hasta el fútbol inglés. El Wolverhampton, tras recibir un oportuno “chivatazo” vino a verle a Vigo y le invitaron a una semana de entrenamientos en su cantera que él trató de aprovechar. Poco después regresaron a Vigo los ojeadores del club para verle en el Areosa y al mismo tiempo le enviaron otra semana de prueba a Inglaterra con la intención de que le viesen más técnicos. Y decidieron ficharle. Bueno entró a formar parte de la cantera del Wolverhampton para iniciar un proceso complejo, el de adaptarse a una forma diferente de jugar, de vivir y de entrenar. Ganó kilos de músculo por el trabajo en el gimnasio, aprendió lo que es la vida de un profesional (entrenamiento y descanso) y poco a poco fue preparando su cuerpo y su mente para dar el siguiente paso. La temporada pasada fue uno de los fijos en el equipo sub 23 aunque una pequeña lesión en los isquios le complicó la existencia y seguramente retrasó el siguiente salto en su carrera.. Su presencia en el primer equipo parecía cuestión de tiempo y ha sido esta semana cuando se ha producido. Ahora le toca instalarse definitivamente en el equipo y escribir su propia historia en la Premier League, algo que antes que hicieron otros paisanos como Borja Oubiña, Michel Salgado, Pablo Couñago, Jonny Otto, Iago Aspas, Denis Suárez, o más recientemente, Stefan Bajcetic que ya ha debutado en las filas del Liverpool.

En la historia de Hugo Bueno se da otra circunstancia curiosa y es que tiene un hermano gemelo, Guille, que también está en el mismo camino por ser futbolista profesional. En su caso está jugando en el filial del Borussia de Dortmund a donde llegó procedente del Deportivo, equipo que le fichó del Areosa poco después de que su hermano decidiese marcharse al Wolverhampton. Ellos son un ejemplo más del talento que produce el fútbol gallego y que en ocasiones no explota en las canteras con más nombres.

Suscríbete para seguir leyendo