Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

AUTOMOVILISMO - 55 Rallye Rías Baixas
Sergio Vallejo Piloto

“El Rías debería estar siempre en el máximo nivel”

El lucense vuelve a formar equipo con su hermano Diego para estar en la cita

Sergio Vallejo, en el Rally de Asturias. | // @VALLEJORACING REDACCIÓN

En una edición que promete emociones a raudales, no podían faltar en la lista de salida de este 55º Rallye Rías Baixas los hermanos Vallejo. Sergio y Diego vuelven a unirse para disputar juntos una cita que les gusta especialmente. Este año, aunque las prestaciones de su vehículo están lejos de los que encabezan la Copa, prometen espectáculo. Desde su primera victoria en 1996 (Citröen ZX 16 V), a las logradas en 2013 y 2014, hasta el tercer puesto de Sergio Vallejo en 2021 (con Álvaro Louro como copiloto), son ya parte de la historia del Rías Baixas.

–Este año el Rías Baixas tendrá el privilegio de ver juntos a los hermanos Vallejo en el Porsche 997 GT3 Cup Rallye 2010.

–Ya echaba de menos correr con Diego. Estoy haciendo pocos rallyes últimamente y el último que hicimos Diego yo juntos se nos rompió el coche muy pronto, así que tenía ganas de volver a subirme a uno con él de nuevo.

–¿Y cómo surgió esta nueva unión entre ambos?

–Diego está completando el programa con un piloto del Mundial, pero tuvo un accidente en Bélgica y no pudieron estar en Grecia ni podrán estar en Cataluña, con lo que ya no van a hacer nada más este año y está un poco más disponible.

–¿Siente ilusión por estar en un rallye en el que tan buenos resultados ha cosechado y en el que son tan bien acogidos por la afición?

–Por supuesto. Este fue, en 1996, el primer rallye de gané. Luego también gané otra edición emblemática, en 2014, en la que la prueba cumplía 50 años. Es una cita especial por todo un poco, por el ambiente que hay, los tramos y, sobre todo, por el público, que siempre nos apoya mucho.

–¿Con qué reto u objetivo se presentan este año en la cita?

–Ganamos el campeonato con este coche hace ocho años, por lo que ya está un poquito desfasado, digamos, pero sigue siendo un coche espectacular, muy bonito de ver y, sobre todo, de pilotar. Me apetece de vez en cuando subirme a él correr, hacerlo lo mejor que pueda, lo más rápido que pueda, pero soy muy consciente de las limitaciones a nivel de clasificación. Simplemente correr, disfrutar... Cuando me subo a un coche me gusta correr a fondo, pero también siendo consciente de que ganar o estar entre los cinco primeros va a ser difícil.

–Teniendo en cuenta, además, la nómina de inscritos, numerosa y de calidad.

–Es una gran nómina de pilotos. Si ves la lista de inscritos, los diez primeros, más o menos, están siguiendo toda la Copa, están más en la onda, y a nosotros nos falta un poco de ritmo. Pero, como digo, se trata de ir a disfrutar.

–Su presencia también es importante a la hora de apoyar el reto del rallye de dar el salto el año que viene al Supercampeonato (S-CER).

–Sin duda. Yo creo que debería estar siempre en el máximo nivel de los rallyes españoles, y en este sentido yo destacaría el apoyo de Recalvi para que esto sea así. Es el principal patrocinador del rallye y uno de los grandes impulsores también de la Copa de España de asfalto, con lo cual le auguro un buen futuro en este sentido y confío que vuelva al Supercampeonato.

–¿Ya han podido reconocer los tramos de esta edición?

–Estuve con Diego echando un vistazo al mapa. Los tramos del viernes sí que los conocemos, pero en los del sábado hay novedades. Entre mañana (por hoy) y el jueves (mañana) haremos los reconocimientos, pero siempre es atractivo que haya alguna novedad.

–¿En qué proyectos está más centrado ahora mismo?

–Ahora mis objetivos pasan por hacer el Rallye Dakar, un proyecto que me está comiendo mucho tiempo y en el que estoy totalmente focalizado. A ver si consigo el presupuesto para estar, soy relativamente optimista y serán cruciales estos próximos días para decidir si estamos o no. Tenemos una buena oferta de un buen equipo y necesitamos sponsors y apoyos para materializarlo.

–Su hermano Diego ya tiene amplia experiencia en el Dakar.

–Diego ya lo hizo seis veces y terminó las seis, algo que se puede considerar un récord, con lo que está muy cotizado como copiloto. Si consigo estar será difícil que me acompañe, pero hay otras opciones muy buenas de copilotos.

–¿Es un proyecto al que lleva mucho tiempo dando vueltas?

–Sí, desde que empecé a ir con los coches de apoyo, ayudando en los equipos en los que estaba Diego. Aunque ya me gustaba la prueba, al vivirla un poco más de cerca me convencí de que quería correrla. Con mi trabajo de apoyo los equipos valoran las posibilidades que tengo de hacer ese rallye y hay que intentar aprovecharlo.

Compartir el artículo

stats