Los subcampeones olímpicos de K4 500 en Tokio 2020, Saúl Craviotto, Marcus Cooper, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, se clasificaron para la final de los Campeonatos del Mundo de sprint de Halifax (Canadá), igual que hicieron en categoría femenina Teresa Portela, Sara Ouzande, Carolina García y Laia Pelachs.

En la primera jornada de la competición, Craviotto, Cooper y los gallegos Arévalo y Germade fueron los mejores de su serie, con un tiempo de 1.21.60, seguidos a 0.82 de los ucranianos Oleh Kukharyj, Dmytro Danylenko, IgorTrunovi e Ivan Semykin (1:22.43).

La segunda serie la dominaron los alemanes Max Rendschmidt, Tom Liebscher y Max Lemke, los tres campeones olímpicos en Tokio, ayer junto a Jacob Schopf (1:21.52) y la tercera los polacos Jakub Stepun, Bartosz Grabowski, Slawomir Witczak y Jakub Michalski (1:22.26).

En categoría femenina también el K4 500 español, con la subcampeona olímpica Teresa Portela, la palista del Kayak Tudense Sara Ouzande, la pontevedresa Carolina García y Laia Pelachs, se metió directamente en la final para luchar por medalla con su segundo puesto en la serie 1.

Las españolas emplearon un tiempo de 1:36.86 y acabaron a 2.08 de las polacas Karolina Naja, Anna Pulawska –oro en Tokio–, Adrianna Kakol y Dominika Putto (1:34.78). La serie 2 la dominaron las neozelandesas Alicia Hoskin, Lisa Carrington, Olivia Brett y Tara Vaughan (1.36.70).

Pero no fue la única buena noticia de la jornada para Teresa Portela ayer, ya que en el K-2 200 junto a Ouzande también lograba el billete directo para la final. Portela y Ouzande fueron primeras en su serie con un tiempo de 39.92; seguidas por las embarcaciones australiana y ucraniana.

“Estamos muy contentas. El hecho de meternos directamente en la final es un paso muy grande”, afirma la canguesa Teresa Portela, que vuelve a remar en barcos de equipo tras proclamarse subcampeona olímpica en el K-1. “El sábado remaremos en dos finales y estamos contentas, pero queda lo más importante, poder competir esa final tal cual la hemos entrenado, con toda la fuerza, y ojalá salga bien”, añade la canguesa.

Por su parte, Ouzande apuntó haberse sentido “muy a gusto” en las dos embarcaciones”, destacando las sensaciones, sobre todo, en el K4 500. “Les dije que fue brutal”, confiesa la palista del Kayak Tudense, que se sitúa en la primera posición de la embarcación.

Las tres finales se disputarán el sábado día 6, mientras que mañana entran en liza Roi Rodríguez y Carlos Pérez en las eliminatorias del K-2 500.