Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NATACIÓN

Como pez dentro del agua

Miguel Martínez cierra su mejor temporada, en la que se estrenó a nivel internacional, tras su decisión de irse a la Blume de Madrid

Miguel Martínez, durante una competición.

Miguel Martínez disfruta de unas merecidas vacaciones en Vigo, su hogar, tras una larga y prolífica temporada en la que ha competido a nivel internacional tras el importante cambio que ha dado a su vida, tras mudarse a la Blume y cambiar su club de toda la vida, el Náutico de Vigo, por el Canoe. Pese a tener que abandonar su zona de confort, la familia y los amigos, no se arrepiente de su decisión ya que los resultados de la que califica su mejor temporada hasta ahora avalan su apuesta.

“Estaba cansado de que no me dieran la beca en Galicia y, animado por mis padres, decidí solicitar plaza en la Blume. Si me la daban tenía una salida par el siguiente año, y así fue ”, cuenta. “Una vez solicitada la beca yo no sabía con quién iba a entrenar, ni los compañeros que iba a tener. Fui un poco a la aventura y, por suerte, ha salido todo bien”.

El pasado mes de septiembre se mudó a Madrid y afrontó unos primeros meses “de transición”. Demasiados cambios que asimilar antes de que empezaran a llegar los primeros resultados. “Tuve que adaptarme un poco a lo que supuso entrenar sin estar en casa, lejos de la familia, los amigos...”, reconoce.

Pero a los pocos meses ya tuvo que hacer frente a la primera competición: el Campeonato de España de piscina de 25, su debut con el Canoe de Madrid, su nuevo club. “Recuerdo que quedé campeón de España de 200 mariposa (su especialidad) y subcampeón en el 100 mariposa”, rememora. También fue subcampeón en el 4x100 estilos con su club.

El primer test estaba superado con nota. En diciembre llegó la Copa de España, donde fueron subcampeones de clubes, para afrontar un pequeño parón en Navidad antes de irse concentrado a Lanzarote con el equipo nacional absoluto. “Fue una preparación para lo que se venía de temporada”, explica el vigués, que después afrontó un Meeting Internacional en Amberes, donde se proclamó “campeón en el 200 mariposa y tercero en el 100”. Nuevas pistas que indicaban que la apuesta había sido la correcta.

Siguió preparándose para nuevos retos, como el de Edimburgo, una competición previa al Open de España, que concedía el billete a las competiciones internacionales de este curso. El test salió bien. “Nadamos a un nivel alto, llegábamos con mucho volumen de metros encima y fui tercero en el 200 mariposa”, explica. En abril llegó la cita decisiva. “Salió bien, me clasifiqué para los Juegos del Mediterráneo, pero me quedé a una centésima de clasificarme para los Europeos de Roma, que serán a mediados de agosto”, se lamenta. “Fui subcampeón a una centésima de haber logrado mi objetivo principal”, incide.

De todos modos, supo aprovechar al máximo su participación en Orán: “A nivel personal es de las mejores experiencias que he tenido hasta ahora en el mundo de la natación. Además, fue mi primera competición internacional de nivel con la selección española”, valora. “Los Juegos del Mediterráneo ya eran un evento mayor”, recalca.

En Orán compitió en las pruebas de 100, 200 y 50 mariposa, además de los relevos de 4x200 y 4x100 libres. “En el 4x200 libres fuimos subcampeones y en mi prueba, en el 200 mariposa, fui quinto en la final. No hice mi mejor marca, pero sí que es un gran puesto porque era un campeonato de mucho nivel”, reconoce.

“Ese era como el pico de preparación de esta temporada, pero cuando regresé a Madrid tuve que alargarlo unas dos semanas para afrontar el Campeonato de España de verano, en Sabadell, donde, al no clasificarme para el Europeo, acababa la temporada”. Y no fue nada mal su broche de oro. “Nadé el 50, el 100 y el 200 mariposa, además del 200 libre”, explica. También nadó en tres relevos: 4x200, 4x100 y 4x100 estilos. Como no podía ser de otro modo, en el 200 mariposa se proclamó campeón de España. Además, en el 4x200 libre hizo “récord de España con el club”.

Cedida Miguel Martínez, en la Blume.

Se eleva ahora el listón para Miguel Martínez, que, al medirse con gente de más nivel ha logrado exprimirse. “También se notan mucho las facilidades que tengo ahora, ya que tengo un nutricionista, un fisio, una psicóloga, además de la ayuda del club. Ahora es como mucho más fácil todo”, reconoce. Los resultados también le muestran que ha dado el paso correcto. “El balance, pese a no poder clasificarme para el Europeo, es bueno, porque además he ido a unos Juegos del Mediterráneo que es una competición que tampoco se queda corta para estrenarme en el ámbito internacional”, valora.

En el horizonte, aunque prefiere ir día a día para consolidar lo logrado esta temporada, también está París. “Quedan dos años, pero está claro que cuanto más mejore este año, más fácil lo tendré para el siguiente. Yo sé qué marca tengo que alcanzar en dos años y la progresión que llevo para hacerlo. Sí que lo tengo como objetivo entre ceja y ceja, pero sin obsesionarme demasiado”, apunta.

París es un objetivo que tengo entre ceja y ceja, pero sin obsesionarme demasiado

decoration

Pese a la distancia mantiene su vínculo con su club y su entrenador que tenía en Vigo, Sergio Silva. “Estamos en contacto y comentamos mis pruebas y resultados. Además, en agosto voy a hacer también la travesía a nado de la Ría de Vigo (rememorando tiempos en los que también competía en aguas abiertas)”, anuncia. “Este año estoy más centrado en mi prueba y he dejado de lado otras pruebas de fondo o de estilos, pero lo haré para disfrutar un poco y mantenerme en forma”.

Miguel Martínez, junto a Sergio Silva, durante su etapa en el Náutico. Marta G. Brea

En Madrid, además, tiene tiempo para seguir estudiando. Este año ha finalizado el primer curso de Márketing y Publicidad y el curso que viene tendrá que afrontar el segundo, “con las prácticas en un centro de trabajo”. El cambio en su día a día también ha sido sustancial. “Destacaría que ahora le pongo el foco a cosas a las que antes les daba mucha menos importancia, como la alimentación, estiramientos, el tiempo de descanso, memorizar, contar brazadas, frecuencias, aspectos muy técnicos que marcan la diferencia”, enumera. Pequeños detalles que le han permitido cerrar su mejor campaña en cuanto a resultados. Es el primer año que soy campeón de España, estoy haciendo mis mejores marcas, he hecho un récord de España en un relevo, he sido internacional...”. Toca coger fuerzas este verano en casa para todo lo bueno que está por venir.

Compartir el artículo

stats