La selección española femenina de waterpolo ha caído eliminada este martes en los Mundiales de natación, que se están disputando en Budapest, después de perder su duelo de cuartos de final ante su ‘bestia negra’, Estados Unidos (13-8), por lo que las de Miki Oca no podrán luchar por las medallas.

Las ‘Guerreras’, que trataron de resarcirse de sus derrotas ante las norteamericanas tanto en las finales de los dos últimos Campeonatos del Mundo como en la de los Juegos Olímpicos de Tokio (14-5), aguantaron el empuje de las vigentes campeonas en la primera parte gracias a una sólida defensa, pero sucumbieron en los dos últimos cuartos.

Con 14 derrotas en sus últimos 14 enfrentamientos ante el combinado estadounidense, las estadísticas no invitaban al optimismo en la piscina de Isla Margarita, y menos cuando las de Krikorian parecían escaparse con solo tres minutos disputados (3-1). Oca apostaba entonces por dar entrada a Martina Terré bajo palos y retirar a la veterana Laura Ester, y España cosechaba un parcial de 3-0, con tantos de Maica García, Elena Ruiz y Bea Ortiz, que le ponía por primera vez por delante (3-4).

Tras el empate de las americanas, Judith Forca volvió a adelantar al combinado español, pero Maggie Steffens y Maddie Musselman se encargaron de dejar con ventaja a las suyas al descanso (6-5). Fue solo el comienzo de una reacción que se confirmó en el tercer acto, cerrando un parcial de 4-0 que resultó letal para las ‘Guerreras’ (8-5).

Las de Krikorian marcaron a Maica García y a Paula Leitón y con ello cortaron la fluidez de un combinado ibérico que no encontró el camino del gol. España pagó caro avanzar como segunda de grupo y se queda apeada de la pelea por las medallas. De esta manera, no podrá repetir presea por tercer Mundial consecutivo -plata en 2017 y 2019-, mientras que las estadounidenses se medirán a Italia en busca de otra final en la que conquistar su cuarto campeonato mundial seguido.